Rajoy retira anteproyecto de ley de aborto

martes, 23 de septiembre de 2014
Madrid, (apro).- El ministro de Justicia español, Alberto Ruiz Gallardón, renunció a su cargo la tarde de este martes, después de que el presidente del gobierno, Mariano Rajoy, retiró hoy mismo su anteproyecto de reforma a la ley del aborto. Ruiz también anunció su dimisión al escaño que ocupa en el Congreso de los Diputados y a sus cargos en el Partido Popular (PP), pero igualmente se retirará de la actividad política. Esa renuncia abre una nueva crisis política en el gobierno de Rajoy en pleno desafío por la independencia de Cataluña y cuando el mandatario inicia una gira por China. Desde la semana pasada se ventiló en medios políticos que Gallardón presentaría su renuncia a Rajoy. Hoy finalmente se concretó, después de que el presidente anunció esta mañana que retiraba el anteproyecto de ley del aborto que el Consejo de Ministros aprobó el 20 de diciembre pasado. La pretendida norma apostaba por una de las regulaciones más restrictivas de Europa y representaba una regresión en España, luego de los avances logrados en el gobierno anterior del socialista José Luis Rodríguez Zapatero, que aprobó la ley de plazos. El retiro del anteproyecto desautorizó al ministro de Justicia, lo cual aceleró su caída del gobierno y, por consiguiente, su salida después de 30 años de vida política en España. La reforma en cuestión recogía los planteamientos más conservadores del PP y que defendía en el recurso de inconstitucionalidad presentado contra la ley de Zapatero. El anteproyecto provocó algunas de las movilizaciones ciudadanas más numerosas y de rechazo más contundentes, que puso contra las cuerdas al mismo gobierno de España. Gallardón era considerado un político menos ortodoxo dentro del PP, con gran interlocución con las fuerzas opositoras, incluso las de izquierda, como sucedió durante su encargo como alcalde de Madrid. Sin embargo, a su llegada al ministerio, hace tres años, mostró una cara distinta porque abrazó algunas de las posiciones más conservadoras de su partido, y su gestión estuvo salpicada por numerosos escándalos y choques con mujeres por esta ley, pero igual con jueces y magistrados por su reforma a las leyes relativas a la administración de justicia, Código Penal, la ley del Poder Judicial y la ley de enjuiciamiento criminal. Y casi todos los partidos de oposición solicitaron al presidente Rajoy la remoción de Gallardón del ministerio de Justicia. En su comparecencia ante los medios de comunicación, esta tarde, Gallardón reconoció que el pasado viernes 19 el presidente le comunicó que retiraría la ley. El ministro se quedó solo, desautorizado por el gobierno y abandonado por el PP, apoyando el anteproyecto de la ley de aborto. “Reconozco que si no se consiguió aprobarlo, fue por incapacidad mía”, aceptó.

Comentarios