Extremismos, "fruto político de gobiernos islámicos": Salman Rushdie

martes, 13 de enero de 2015
MÉXICO, D.F. (apro).- En una entrevista con el periódico italiano La Republicca, Salman Rushdie, escritor británico de origen indio quien recibió innumerables amenazas de radicales islamistas por la publicación de su libro Los Versos Satánicos en 1989, estimó que la “mutación” en el Islam que exalta la muerte es “fruto de la mente de muchas personas y del gobierno, sea sunita, como el de Arabia Saudita, sea chiita, como el de Irán”. En los últimos años, explicó, estos gobiernos “han invertido una montaña de dinero para que a las mezquitas y las escuelas islámicas de todo el mundo lleguen predicadores extremistas con el objetivo de exaltar la Yihad y el odio”. Como consecuencia, dijo, alejaron a jóvenes y a fieles de “otras formas de cultura y educación”. Según el autor, los extremistas religiosos “desde los talibanes (en Afganistán y Pakistán) hasta el Estado Islámico (en Irak y en Siria), pasando por Boko Haram (en Nigeria, Tchad y Camerún) y AShabaab en Somalia” comparten un mismo proyecto: apropiarse del Islam y del mundo islámico. No obstante, afirmó que las manifestaciones hechas por los musulmanes “en todo el mundo” en repudio a los atentados terroristas de fanáticos contra el semanario satírico Charlie Hebdo --como en otras tragedias, a través del lema “No en mi nombre”--, representan la realidad “innegable” de que el mundo musulmán se disocia del terrorismo. Otra señal, observó, es el exhorto que realizó Irán a luchar contra el terrorismo islamista. En 1989, el Ayatolá Ruholla Jomeini, “guía de la revolución en Irán”, pronunció una fatua en la que llamó al asesinato del autor del libro “blasfematorio” del Islam. “Lo único que podemos hacer contra (los predicadores fundamentalistas) es no retroceder ni un sólo centímetro en confrontarlos”, abogó Rushdie. Y añadió que “en el Islam hoy tenemos grupos peligrosísimos que pretenden llevar al mundo atrás en el tiempo, que creen que la sociedad perfecta es la de Mahoma, en el siglo VII”.

Comentarios