Centro de Investigación Judicial difunde informe de Nisman contra Kirchner

martes, 20 de enero de 2015
MÉXICO, D.F. (apro).- En medio de las dudas que rodean la muerte del fiscal argentino Alberto Nisman --en vísperas de su audiencia con una comisión parlamentaria para desarrollar su denuncia contra la presidenta Cristina Kirchner y su canciller--, el Centro de Investigación Judicial (CIJ) argentino difundió esta noche el documento de 290 hojas que sostiene parte de los hallazgos de Nisman. En el informe, el fiscal aseveró que la presidenta argentina organizó una “confabulación” para ocultar la supuesta responsabilidad de altos personajes iraníes en el atentado perpetrado en julio de 1994 contra la Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA), en el que fallecieron 85 personas. Según el también fiscal encargado del caso del AMIA desde 2004, a partir del 2011 Kirchner cambió su política y empezó a negociar en secreto con el gobierno iraní para relanzar la relación económica bilateral. A cambio de la compra de granos por parte de Irán, Kirchner habría instruido a su canciller, Hector Timerman, para elaborar un memorando con los diplomáticos iraníes, el cual establecería la colaboración entre ambos países para resolver el caso AMIA. De acuerdo con el análisis de Alberto Nisman, este memorando preveía borrar la pista iraní de las líneas de investigación del atentado más mortífero de la historia argentina. Si bien ambos gobiernos lo firmaron en enero de 2013 en Etiopía, nunca se aplicó. A raíz de intervenciones telefónicas de agentes argentinos, Nisman descubrió “graves irregularidades y delitos”, que “se tornaron cada vez más evidentes”, pero advirtió que las revelaciones vislumbran “apenas la punta del iceberg”. Si bien el fiscal no culpó a la presidenta por su voluntad de reanudar las relaciones económicas con Irán, denunció el delito de encubrimiento. ¿Suicidio? El domingo pasado, Alberto Nisman fue hallado muerto con un disparo en la cabeza en su casa del barrio de Puerto Madero, en Buenos Aires. La noche del lunes, la propia presidenta Cristina Kirchner publicó en su portal de internet un texto amplio, en el que subrayó el “estupor e interrogantes” que hay en “el caso del ¿suicidio? del Fiscal a cargo de la causa AMIA”, y que concluyó al desacreditar las acusaciones en su contra. Recordó que, mientras se desempeñaba como parlamentaria a finales de los 90 y principios de los años 2000, formó parte de la comisión de investigación del atentado de la AMIA. Con el paso del tiempo, agregó, la investigación se convirtió en el “fraude material y procesal más importante del que se tenga memoria”, ya que se sucedían “las contradicciones, las falencias, los errores” en los testimonios. Por lo anterior, la presidenta rememoró que en 2000 la justicia abrió una segunda causa penal, esta vez por encubrimiento –el mismo delito del que la acusó Nisman--, la cual “después de casi ¡15 años! de iniciada y 12 excusaciones de magistrados, se presume que ‘posiblemente’ se inicie el juicio oral y público en el mes de junio de este año”. Kirchner afirmó que hoy en día “se intenta hacer con el juicio de encubrimiento lo que se hizo con el juicio principal 21 años atrás: desviar, mentir, tapar, confundir”. Desacreditó la denuncia de Nisman así como la seriedad de sus evidencias: “Ahora ‘aparecen’ casetes de personajes públicamente simpatizantes de Irán a los que ni siquiera es necesario intervenir un teléfono para saber lo que hacen o lo que piensan”, dijo. Y, de manera más ofensiva aunque con supuesta inegnuidad, preguntó la razón por la cual Nisman regresó a Argentina el 12 de enero –“al día siguiente de la marcha en Francia por los actos terroristas en París”--, mientras se encontraba de vacaciones en Madrid y “sin avisarle al juez de la causa (presentó) una denuncia de 350 fojas que evidentemente debía tener preparas con anterioridad”. A través de sus preguntas –que retomó la prensa afín al gobierno--, Kirchner insinuó que el fiscal quizá no era el autor del documento o que el periódico de oposición Clarín orquestó un operativo mediático en su contra. El gabinete de la presidenta Kirchner abundó en este sentido. Según el periódico kirchnerista Página 12, el secretario general de la Presidencia, Aníbal Fernández, declaró hoy que Nisman “volvió a Argentina porque le hicieron volver” para que denunciara, sin precisar quiénes son “ellos”. Observó que el fiscal dejó sola a su hija de 12 años durante tres horas en el aeropuerto de Madrid. Fernández no coincidió con la presidenta sobre la causa de la muerte de Nisman: “Científicamente se puede constatar que se trató de un suicidio”, aseveró.

Comentarios