Extesorero del PP implicado en el caso Gürtel abandona la prisión

jueves, 22 de enero de 2015
MADRID (apro).- El extesorero del Partido Popular (PP), Luis Bárcenas, abandonó esta noche la prisión madrileña de Soto del Real, para continuar en libertad cautelar el proceso judicial por los casos Bárcenas y Gürtel, las dos mayores tramas de corrupción que atraviesan al partido en el gobierno español. “Le he hecho caso a Rajoy, le doy las gracias, Luis ha sido fuerte”, dijo de sí mismo en tercera persona, en alusión al mensaje de sms que le envió el presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, su antiguo amigo y compañero, cuando estalló el caso Gürtel, y que fueron revelados por el diario El Mundo. “El PP no tiene nada que temer de mí”, agregó ante las insistentes versiones en círculos políticos y periodísticos de que iniciaría una nueva campaña para hacer públicos nuevos documentos comprometedores para los miembros del actual gobierno de Rajoy y dirigentes del PP, que lo abandonaron. “Creo que (el PP) es el partido que debe gobernar España, otra cosa es que yo tenga discrepancias pero las responsabilidades las tenemos que asumir todos”, dijo a los reporteros al abandonar la prisión de Soto del Real, en Madrid, y explicó que no tiene ningún mensaje para Rajoy ni los dirigentes del partido que lo expulsó, después de abandonar el Senado. “No tengo ningún mensaje para ellos, porque no tengo teléfono, no les puedo mandar un sms”, dijo con sorna. Bárcenas es un personaje central en las dos tramas de corrupción que convulsionaron la vida política española en los últimos años, y que sigue siendo tema del debate político. Las revelaciones de los llamados “Papeles de Bárcenas”, que eran sus anotaciones de la contabilidad paralela del PP, y por ende no tributados ante la Hacienda Pública, provocaron un cisma, porque involucraron directamente al presidente Rajoy, al entorno del expresidente José María Aznar y a decenas de dirigentes partidistas, una ministra del gobierno, presidentes de comunidades autónomas, como en Valencia, y decenas de alcaldes. A su salida de prisión, luego de 19 meses, Bárcenas volvió a ratificar la autenticidad de esos documentos, los llamados Papeles de Bárcenas, que ya ratificó y presentó al juez de la Audiencia Nacional, Pablo Ruz, que lleva ambas causas en período de instrucción. El juez de la Audiencia Nacional, Pablo Ruz, quien dio la libertad cautelar a Bárcenas –después de que pagara 200 mil euros de fianza—acreditó con pruebas que el PP tuvo esa contabilidad B. El caso Gürtel, cuya instrucción ya cumplió cinco años, en una primera etapa incluso le costó la carrera judicial al juez Baltasar Garzón, por ordenar unas intervenciones de comunicaciones de Francisco Correa, un empresario, intermediario y el principal líder de la trama corrupta, quien intercedía ante empresarios para conseguir contratos de obras y servicios con administraciones del PP. Bárcenas tendrá que comparecer tres días a la semana, tuvo que entregar su pasaporte y tiene prohibido salir del país. El juez consideró que no existía riesgo que Bárcenas destruya pruebas, debido a que la investigación del caso Gürtel está casi agotada en el período correspondiente a 1999 y 2005 de las operaciones de la red corrupta, y se encuentra en una fase previa a señalar el juicio. El juez Ruz envió a prisión a Luis Bárcenas en junio de 2013 por su patrimonio de alrededor de 48 millones de euros en cuentas en Suiza, Estados Unidos, Uruguay y Bahamas. El extesorero se enfrenta, sólo por esa primera pieza de la causa general, a la petición de fiscalía de 42 años de cárcel.

Comentarios