Cesa reconstrucción de Gaza por falta de fondos

martes, 27 de enero de 2015
MÉXICO, D.F. (apro).- Por falta de fondos, la Agencia de la ONU para los Refugiados Palestinos (UNRWA, por sus siglas en inglés) dejó hoy de financiar el programa de reconstrucción de las 96 mil de viviendas destruidas o dañadas por los bombardeos israelíes durante el operativo “Margen Protector”, que se llevó a cabo en el verano pasado y en el que murieron más de 2 mil 100 palestinos, 70% de ellos civiles. En octubre pasado, en la conferencia de El Cairo, la comunidad internacional se comprometió entregar 5 mil 400 millones de dólares a la UNRWA para financiar la reconstrucción en la franja de Gaza, acción por la que se previó un plazo de tres años, recordó hoy el organismo. La UNRWA estimó que necesitaba de emergencia 720 millones de dólares para llevar a cabo la reconstrucción de las viviendas destruidas y fomentar un programa de subsidio de rentas, ya que miles de familias se quedaron sin casas para el invierno. De esta suma, hasta la fecha sólo ha recibido 135 millones de dólares, informó el organismo, al recordar que a pesar de la emergencia y de la demanda creciente de servicios –básicamente en educación, salud y microcréditos--, su deuda se eleva a 81 millones de dólares. “La UNRWA ya proveyó 77 millones de dólares a 66 mil familias de refugiados para que arreglen sus viviendas o encuentren una solución temporaria”, aseveró su director Robert Turner, quien observó que “eso representa un logro tremendo, pero también totalmente insuficiente”. “La gente duerme literalmente sobre los escombros y los niños han muerto de hipotermia”, advirtió Turner, al añadir que no era clara la razón por la cual los fondos no llegaban. “Es alarmante e inaceptable”, se indignó. Ya el pasado 9 de diciembre, la UNRWA hizo un “llamado de emergencia” a la solidaridad internacional por 414 millones de dólares ante sus necesidades de proveer asistencia humanitaria a más de 800 mil personas. “La UNRWA ha sido un factor de estabilización en medio de un contexto político y de seguridad muy desafiante”, insistió, al precisar que las consecuencias para las comunidades afectadas de Gaza serían muy graves en el caso de no continuar el programa. “Crímenes de guerra” Durante el operativo “Margen Protector” las fuerzas aéreas israelíes bombardearon zonas residenciales, así como algunas de las propias escuelas de la UNRWA. Según el organismo, 118 de sus instalaciones resultaron dañadas durante la intensa fase de bombardeos aéreos. El jueves 22, la UNRWA estimó que más de 60 mil artefactos explosivos israelíes cayeron sobre Gaza durante la guerra reciente, lo que representa un promedio de un artefacto por cada seis metros cuadrados. Peor: también estimó que, en promedio, uno de cada diez artefactos no estalló al caer en Gaza, lo que representa un peligro grave para la población civil. El gobierno israelí siempre se defendió de las críticas al afirmar que combatientes de Hamas se escondían detrás de la población civil. Sin embargo, en diciembre la organización Amnistía Internacional (AI) aseveró que, al realizar “ataques directos y deliberados contra construcciones civiles”, el ejército israelí cometió “crímenes de guerra”. Incluso, el viernes 16 la Corte Penal Internacional abrió un examen preliminar de la “situación” en Palestina para determinar si iniciará una investigación sobre crímenes de guerra –tanto del ejército israelí como de Hamas-- ocurridos desde el 13 de junio de 2014.

Comentarios