Censuran marchas islamofóbicas en Alemania

martes, 6 de enero de 2015
MÉXICO, D.F. (apro).- En respuesta a las manifestaciones contra el Islam realizadas ayer en Alemania, particularmente en la ciudad de Dresden, donde más de 18 mil personas tomaron las calles, diversas personalidades publicaron en el periódico Bild una carta de rechazo al movimiento Europeos Patriotas Contra la Islamización del Occidente (Pegida, por sus siglas en alemán). Desde hace más de dos meses, Pegida –un conglomerado de pequeños movimientos de extrema derecha– convoca cada lunes a manifestaciones con tintes xenófobos que, según intelectuales que firmaron la misiva, se fundamentan en el rechazo a la migración de musulmanes en Alemania. Pegida nació en las redes sociales en octubre pasado, luego de las vituperaciones de Lutz Bachmann, su fundador, contra las condiciones de otorgamiento del derecho de asilo en Alemania, país que acogió el mayor número de refugiados en 2014, según la Organización de Naciones Unidas (ONU). Bachmann, de 41 años, y dueño de una agencia de fotografía, cuenta con un pasado delictivo. En los años noventa solía asaltar a clientes de prostitutas en el barrio rojo de Dresde y se dedicaba a timar con los pequeños mafiosos de la capital de Sajonia, según la prensa alemana. En la cuenta de Facebook de Pegida, Bachmann aboga por la “preservación” y “protección” del “elemento judeocristiano que domina en la cultura occidental”. El pasado 20 de octubre, el fundador de Pegida convocó a la primera “caminata pacífica contra la islamización” en Dresde, que reunió a sólo 200 asistentes. En un primer tiempo el movimiento cautivó la atención de otros grupos de ultraderecha alemanes, entre ellos el neonazi Partido Nacional-Demócrata de Alemania. Posteriormente se unieron varios sectores de la población, entre ellos hombres de 25 a 40 años de clase media, según el Tageszeitung. El fenómeno creció hasta reunir cada lunes miles de personas en Dresde, donde la tasa de extranjeros no rebasa el 2.5% de la población total. Durante su mensaje de año nuevo, la canciller Angela Merkel urgió a los ciudadanos a no seguir a Pegida “porque tienen prejuicios, frialdad y hasta odio en el corazón”. En respuesta a la convocatoria de ayer, miles de alemanes que conformaron el grupo Europeos Tolerantes contra la Idiotización del Occidente (Tegida, por sus siglas en alemán), salieron a las calles para expresar su repudio a Pegida. Según Die Tageszeitung, Tegida reunió a más de 4 mil personas en Dresde, 10 mil en Munster, 8 mil en Stuttgart y 5 mil en Berlín. En tanto, las autoridades eclesiásticas apagaron las luces de la catedral de Colonia con el argumento que no dejarían “ninguna luz para los racistas”.  

Comentarios