Radio "al Bayan" del Estado Islámico llama "héroes" a asesinos de periodistas

jueves, 8 de enero de 2015
MÉXICO, D.F. (apro).- Según medios franceses, la radio al Bayan del Estado Islámico (EI) celebró el asesinato de 12 personas en el atentado terrorista de ayer contra el semanario satírico francés Charlie Hebdo, y calificó de “héroes” a los perpetradores de la ignominia, quienes –aseguró el conductor– “vengaron al profeta Mahoma”. Los hermanos Saïd y Chérif Kouachi, identificados como los presuntos asesinos, continúan prófugos pese a los esfuerzos desplegados por la policía y las unidades antiterroristas francesas para encontrarlos. En una visita de Le Fígaro a un forum yihadista, varios participantes aseguraron que Francia y Charlie Hebdo merecieron la “venganza” después de los “insultos contra el profeta” y “las intervenciones y el despotismo (de Francia) en tierras musulmanas”. En las redes sociales, los fanáticos de varias organizaciones islamistas terroristas, entre ellas el Frente Al-Nusra y Al-Qaeda, lanzaron el tema #la_conquista_de_París o #París_en_llamas. El diario Libération tradujo un mensaje que publicó en Twitter el principal vocero del Estado Islámico, Abu Mohamad al-Adnani, en el que afirmó: “La guerra está ahora en el corazón de Europa, y Europa se va a convertir en un campo de batalla para los lobos del califa al-Bagdadi (el líder el EI)”. En un mensaje a la radio, el mismo al-Adnani recordó a los fanáticos su deber de “matar a cualquier persona que insulte al profeta o que lo critique, sea musulmán o infiel”. En 2013, a raíz de la publicación de varias caricaturas del profeta Mahoma en Charlie Hebdo, su director Stéphane Charbonnier, Charb, fue colocado en la lista de las personalidades más odiadas de Inspire, la revista –en inglés y disponible en línea– de Al-Qaeda en la Península Arábica. En su publicación, la organización terrorista señalaba a Charb como “buscado vivo o muerto por crímenes contra el Islam”. En una página yihadista, Libération reportó que los usuarios insultaban a los musulmanes que reprobaron el atentado. Uno de ellos escribió: “Una gran victoria para todos los musulmanes, porque el que no se alegra de la muerte de los impíos es con certeza infiel a su religión”. Si bien al asesinar a los integrantes de Charlie Hebdo, los terroristas aseguraron que formaban parte de Al-Qaeda –según informó la cartonista Coco--, hasta ahora ninguna organización ha reivindicado el atentado. Una fuente oficial comunicó a Libération que los hermanos Kouachi formarían parte de una de las ramas de Al-Qaeda, pero no detalló de cuál de las filiales de la organización terrorista (las tres mayores están en la Península Arábica, en el Magreb, y en Siria). Los medios en línea yihadistas, así como las redes sociales, fueron señalados por los actores políticos y los medios de comunicación como una de las herramientas de los fundamentalistas para atraer a los jóvenes musulmanes europeos hacia el fanatismo religioso. Sin embargo, en abril pasado un reporte titulado “Prevenir y enfrentar la radicalización juvenil en la Unión Europea”, destinado al parlamento europeo, subrayó que la importancia de estos medios electrónicos “no debe ser sobreestimada” respecto del enrolamiento de los jóvenes en el yihad. En su edición de este viernes, el diario Le Monde imprimió en primera plana la fotografía de una manifestación de repudio al atentado, titulada: “El 11 de septiembre francés”.