El Papa pide perdón 'por los escándalos de los últimos tiempos”

miércoles, 14 de octubre de 2015
MÉXICO, D.F. (apro).- El Papa Francisco pidió perdón “por los escándalos de los últimos tiempos” que han ocurrido en Roma y en el Vaticano, ante una multitud congregada en la Plaza de San Pedro que asistió a su tradicional audiencia pública de los miércoles. Tras escuchar una lectura bíblica relacionada con los escándalos, el pontífice se puso a tono y dijo: “Quisiera, antes de iniciar la catequesis, a nombre de la Iglesia, pedirles perdón por los escándalos que en estos últimos tiempos ocurrieron ya sea en Roma o en El Vaticano. Les pido perdón”. Después agregó con voz pausada: “Sé que Jesús es realista y es inevitable que haya escándalos, pero ¡ay del hombre que causa el escándalo!”. Jorge Bergoglio no especificó a qué escándalos se refería, de ahí que el vocero del Vaticano, el también jesuita Federico Lombardi, salió a hablar con los periodistas que cubrieron el acto para decirles que la intención del Papa no era particularizar. “No es mi tarea hacer más restringido o amplio el sentido de las palabras de aquello que el pontífice quiso decir”, comentó Lombarda, y aclaró que Francisco únicamente hizo una alusión de “carácter amplio y general”, pues las “personas simples” que asisten a sus audiencias muchas veces quedan “turbadas y adoloridas” por las noticias sobre la Iglesia que publican los medios. “En cuanto exista responsabilidad de la Iglesia, o de hombres de Iglesia, el Papa pide perdón, porque no siempre existen cosas positivas, existen cuestiones negativas a veces, cosas que turban”, concluyó Lombardi. Son varios los escándalos eclesiásticos que en los últimos meses han turbado a los fieles católicos, como la reciente “salida del clóset” de Krysztof Charamsa, un teólogo gay que trabajaba en el Vaticano y que pidió a la Iglesia cambiar su actitud de rechazo hacia los homosexuales. En respuesta, la Santa Sede inmediatamente lo expulsó de su aparato burocrático, porque consideró muy “graves e irresponsables” las declaraciones de Charamsa. Otro escándalo que estalló en días recientes en la orden de los Carmelitas Descalzos fue el de uno de sus directivos, quien bajo los efectos de la droga y el alcohol tuvo presuntas relaciones sexuales con adultos “vulnerables”. Un grupo de 110 fieles le envió una carta al Papa en la que denunciaban estos abusos, ocurridos –dijeron– en la propia sede de los Carmelitas, ubicada junto a la Basílica de Santa Teresa de Ávila, en Roma. No es la primera vez que Bergoglio pide perdón, ya en otras ocasiones lo ha hecho por los abusos sexuales de los clérigos pederastas.

Comentarios