Iglesia católica dice no a la comunión para divorciados que se vuelven a casar

lunes, 5 de octubre de 2015
MÉXICO, D.F. (apro).- La posibilidad de que la Iglesia católica apruebe la comunión para los divorciados vueltos a casar, se cerró este lunes con el mensaje de apertura del Sínodo de Obispos que hoy se pronunció en El Vaticano. Esa contingencia –una de las medidas que había despertado más expectativas en esta reunión eclesiástica– fue desechada en el discurso inaugural del sínodo, pronunciado por el cardenal húngaro Peter Erdö, quien dijo que los divorciados vueltos a casar pueden integrarse a la comunidad eclesial a través de “varias formas, distintas a la admisión de la eucaristía (comunión)”. Con esa postura, incluida en el “Instrumentum laboris”, texto que guiará todos los debates, se adelantó lo que será la línea del sínodo que concluirá el próximo domingo 25. El cardenal Erdö argumentó que el no dar la comunión a estos divorciados no significa de ninguna manera un “arbitrario veto”, sino que es simplemente una “exigencia intrínseca” de la vida cristiana. Recalcó que con esta postura la Iglesia se ajusta a la “verdad acerca de la indisolubilidad del matrimonio enseñada por el mismo Jesucristo”. Pero no por esto, aclaró, se deja sin atención a los divorciados vueltos a casar, pues la Iglesia tiene para ellos un “acompañamiento pastoral misericordioso”, aunque por vías distintas a la comunión. Asimismo, recordó que las personas en esta situación atravesaron por dos etapas: en primer término el “naufragio del primer matrimonio”, con el cual ya se incumplió la exigencia de indisolubilidad, y en segundo término la nueva relación con otra pareja. Luego explicó: “La convivencia en la segunda relación es lo que impide el acceso a la eucaristía”. En días recientes, el Papa Francisco anunció medidas que agilizarán los trámites para anular los matrimonios eclesiásticos, con lo que se especuló sobre la posibilidad de que en este Sínodo de Obispos por fin se permitiría la comunión a los divorciados vueltos a casar. Ahora, de acuerdo con el discurso de apertura de la reunión, esa posibilidad se desvanece.

Comentarios