Condena el Papa la 'tragedia” de la explotación laboral

martes, 10 de noviembre de 2015
MÉXICO, DF (apro).- El Papa Francisco condenó la “tragedia” de la explotación laboral y las “condiciones inhumanas de vida” a las que son sometidos muchos trabajadores. Durante una visita a la ciudad italiana de Prato, donde inmigrantes chinos laboran en condiciones de hacinamiento, Jorge Bergoglio evocó la catástrofe en la que hace dos años murieron siete asiáticos en esa ciudad, al incendiase el pequeño dormitorio donde vivían. “Es una tragedia de la explotación y de las condiciones inhumanas de vida. ¡Esto no es trabajo digno! La vida de cada comunidad exige que se combatan hasta el fondo el cáncer de la corrupción y el veneno de la ilegalidad”, subrayó. Entre la multitud que escuchaba su discurso había muchos empleados chinos, quienes trabajan en la zona industrial de Prato en la elaboración de productos ‘pirata’. Desde la catedral de esa ciudad, el máximo pontífice de la Iglesia católica agregó: “Dentro de nosotros y junto con los demás, no nos cansemos nunca de luchar por la verdad. Ánimo a todos, sobre todo a los jóvenes, a no ceder nunca al pesimismo y a la resignación”. Asimismo, invitó a los fieles católicos a apoyar a los más necesitados, puesto que “una fe que piensa en sí misma y que está encerrada en la casa, no es fiel a la invitación del Señor, que llama a los suyos a tomar la iniciativa y a involucrarse sin miedo”. Los instó a “sufrir el torbellino de los eventos” sin perder la “valentía”, ya que –dijo– se debe “navegar siguiendo la palabra de Jesús” y siempre buscando “verdaderos pactos de proximidad” con el prójimo. Por último, destacó los esfuerzos de los ciudadanos de Prato –situada en la región de la Toscana-- por integrar a los trabajadores inmigrantes, “contrarrestando la cultura de la indiferencia y el descarte”.

Comentarios