Estado Islámico se adjudica ataques; Francia 'no vivirá en paz”, advierte

sábado, 14 de noviembre de 2015
MÉXICO, DF (proceso.com.mx).- Más de 15 horas después de los ataques terroristas que sumieron a Francia en un estado de pánico, el grupo extremista Estado Islámico se adjudicó la responsabilidad de los atentados de ayer en París que causaron la muerte de 128 personas y amenazó con nuevos ataques a Francia y sus aliados, a través de un comunicado publicado en Internet. “Hacemos saber a Francia y a sus aliados que seguirán en el primer lugar de los objetivos del Estado Islámico y que nunca serán inmunes a la muerte”, señala el texto, cuya autenticidad no ha podido ser verificada. “Ocho hermanos con cinturones explosivos y rifles de asalto” llevaron a cabo “un bendito ataque (...) contra la Francia Cruzada”, afirmó el grupo en el comunicado. El grupo justificó su amenaza porque, según los jihadistas, los franceses “se atrevieron a insultar al profeta (Mahoma) y se jactaron de luchar contra el Islam en Francia y de atacar a los musulmanes en la tierra del califato con sus aviones, que no les sirvieron para nada en las calles de París”. “Esta batalla es la primera y es una advertencia para los que quieran aprender de ella”, añade el mensaje. De acuerdo con agencias informativas internacionales, el EI difundió un video en el que advierte de que Francia no vivirá en paz mientras mantenga su colaboración con la coalición antiterrorista que lidera Estados Unidos, responsable de bombardeos en Siria e Irak. La grabación recoge las palabras de un miliciano de Estado Islámico: “Mientras sigáis bombardeando no viviréis en paz. Tendréis miedo hasta de ir al mercado”. Entre los objetivos atacados, el grupo terrorista destacó el Estadio de Francia, durante un partido entre “los cruzados” Francia y Alemania y al que asistía el presidente francés, François Hollande. También celebró el ataque al teatro Bataclán, “donde se concentraron cientos de apóstatas en un concierto amoral y de desenfreno”, además de otros objetivos que fueron atacados de forma simultánea en los distritos X, XI y XVIII de la capital francesa. “Tembló París (...) se estrecharon sus calles y el saldo de víctimas de los ataques fue de al menos 200 cruzados muertos y más heridos, gracias a Dios”, continua el comunicado. Además, la organización terrorista precisó que los atacantes activaron sus cinturones explosivos en medio de los infieles “después de que se quedaran sin munición”. “Esperamos que Alá los acepte entre los mártires y que nos lleve con ellos a nosotros también”, agrega su comunicado. Estado Islámico calificó a Francia de “capital del desenfreno y del vicio y portadora de la bandera de la cruz [en referencia al cristianismo] en Europa”. No queda claro en el comunicado, no obstante, si los atacantes fueron “inspirados” o “dirigidos” por Estado Islámico, analizó a través de Twitter el especialista en seguridad internacional de la Fundación Quilliam Charlie Winter. “Esto es un acto de guerra perpetrado por Daesh”, dijo en referencia al acrónimo en árabe de Estado Islámico, tras concluir una reunión extraordinaria de gabinete en París, de la que participaron ministros y los principales responsables de la seguridad del país. El mandatario se comprometió a atacar sin piedad al Estado Islámico luego de que el grupo yidahista se adjudicó los ataques más letales contra Francia desde la Segunda Guerra Mundial. Hollande atribuyó la masacre a lo que calificó como un ejército terrorista, el grupo Estado Islámico. El mandatario declaró tres días de luto nacional y elevó el nivel de seguridad del país a su máximo nivel. Hollande calificó la matanza como un acto de guerra que fue preparado, organizado y planificado desde el extranjero con ayuda interna. La Policía antiterrorista trabaja hoy para identificar a posibles cómplices de los ataques que se sabía participaron en los atentados. Las autoridades informaron que se encontró un pasaporte sirio en el cadáver de uno de los terroristas suicidas cerca del Estadio Nacional de París.  

Comentarios