Francia declara una guerra 'implacable” contra el Estado Islámico

domingo, 15 de noviembre de 2015
MÉXICO, DF (proceso.com.mx).- Francia declaró la guerra a los terroristas del Estado Islámico (EI) después de que esa organización se atribuyera los atentados del viernes pasado que dejaron por lo menos 129 muertos y 352 heridos, 99 de gravedad. “Es un acto de guerra que fue preparado, organizado y planificado desde el exterior, con complicidades interiores, que la investigación permitirá descubrir”, dijo ayer el presidente François Hollande. “Nuestro país fue agredido cobardemente, vergonzosamente, violentamente, será implacable con esos bárbaros de EI”, afirmó. En tanto, el primer ministro de Francia, Manuel Valls, afirmó: “Quiero decir a los franceses que estamos en guerra”, luego de que el grupo yihadistas autodenominado Estado Islámico se atribuyó los ataques del viernes en París. Responderemos golpe a golpe para destruir a EI y a ese ejército terrorista”, aseguró, al señalar que la respuesta estará “al mismo nivel que estos ataques” y “con la voluntad de destruirlo”. Por primera vez desde 1945, el país amaneció sometido al estado de emergencia decretado por el jefe de Estado. El gobierno también reforzó la seguridad en la vía pública y en las fronteras, frente a ese “acto de guerra” cometido 10 meses después de la masacre en la redacción de Charlie Hebdo y un supermercado judío. Además, el resto de Europa extremó los controles en lugares públicos. Los atentados fueron casi simultáneos, protagonizados por al menos siete yihadistas que actuaron como “máquinas de matar”, en palabras de un testigo presencial. Seis de los autores hicieron estallar sus cargas y otro fue abatido por la policía, pero antes varios de ellos abrieron fuego al azar contra transeúntes, gente sentada en un café, espectadores de un concierto de rock o asistentes de un partido de futbol. En un comunicado difundido en Internet, el grupo ISIS reivindicó el ataque perpetrado por “ocho hermanos con cinturones explosivos y rifles de asalto contra lugares cuidadosamente escogidos en el corazón de París”. “Que Francia y aquellos que siguen su rumbo sepan que serán los blancos principales del ISIS”, advirtió la organización yihadista, que cuenta entre sus filas a miles de extranjeros, incluyendo varios cientos de franceses. El presidente François Hollande calificó por su parte de “acto de guerra” el ataque, “cometido por Dáesh (acrónimo árabe de ISIS), organizado desde el exterior y con complicidades internas que establecerá la investigación”. El mandatario decretó tres días de duelo nacional en Francia, además del estado de emergencia, restableció estrictos controles en las fronteras y desplegó fuerzas de seguridad adicionales en la capital. Ayer por la mañana el Estado Islámico (EI) reivindicó la responsabilidad de los atentados en un comunicado oficial perfectamente redactado en francés y en árabe. La organización islamista radical habla sin embargo de “ocho” atacantes, que “murieron como mártires”. EI añadió que estos ataques demuestran que Francia seguirá siendo un blanco privilegiado mientras persista en su política actual en Medio Oriente donde, junto a Estados Unidos y otros países, participa en los bombardeos de objetivos yihadistas en Irak y Siria. “Hace un mes y medio que Francia comenzó a bombardear los campos de entrenamiento de EI en Siria. Es impensable que en sólo seis semanas un grupo, por poderoso que sea, haya podido organizar semejantes atentados. Este plan fue preparado con mucha más anticipación”, aseguró Mathieu Guidère, especialista en terrorismo.

Comentarios