Suiza, Hong Kong, EU, Singapur, Islas Caimanes… paraísos bancarios por su opacidad

lunes, 2 de noviembre de 2015
MÉXICO, DF (apro).- Entre 21 y 32 billones de dólares de activos financieros reposan y circulan entre los llamados “paraísos bancarios” –los territorios que recaudan una cantidad mínima de impuesto sobre el capital pero protegen a sus detentores a través del secreto bancario–, planteó hoy la Red por la Justicia Tributaria (TJN, por sus siglas en inglés) en su Índice de Secrecía Financiera (ISF). Suiza, Hong Kong, Estados Unidos, Singapur y las Islas Caimanes resultaron las jurisdicciones de mayor opacidad financiera en 2015 según la organización, la cual se basó en una rigurosa metodología para determinar tanto el nivel de secrecía como el peso de la jurisdicción en las exportaciones globales de servicios financieros. Además de su escasa recaudación fiscal sobre los activos bancarios, el sistema financiero de Suiza –país que la organización calificó como el “abuelo de los paraísos bancarios”– otorga una amplia gama de servicios banqueros, de seguros, reaseguros o fideicomisos, entre muchos, y permite la elaboración de estructuras de evasión de impuestos con empresas “offshore”. Resulta de lo anterior que los banqueros suizos manejan 6.65 billones de dólares de activos financieros –el 28% del mercado global–, mientras que la totalidad de los activos bancarios suman 460% del PIB del pequeño país alpino. Desde inicios del siglo 18 y hasta la primera década de este siglo, los bancos suizos construyeron sus reputaciones de fortalezas en materia de protección a sus clientes. Sin embargo, desde hace unos años varias administraciones tributarias –especialmente de Estados Unidos y de países de la Unión Europea– intentaron vulnerar el secreto bancario suizo para detectar a sus connacionales que evadían el impuesto. Si bien la TJN observó que estos “ataques” llevaron a cierta apertura de la secrecía bancaria en Suiza, lamentó que la “estrategia cebra” continúe. Esta estrategia consiste en guardar en los bancos suizos “dinero limpio proveniente de países ricos y dinero negro proveniente de países vulnerables y en desarrollo”. Con 2.1 billones de dólares en manejo de fideicomisos y 350 mil millones de dólares en activos bancarios, la TJN identificó a Hong Kong como “uno de los paraísos bancarios que crece con mayor rapidez” ya que en su “Región Administrativa Especial”, el gobierno chino interviene de manera  mínima en el mercado y protege a la opacidad financiera, misma que utiliza, entre otros, la élite económica china para evadir impuestos y maximizar sus ganancias. En el ISF de este año, Reino Unido se colocó en el lugar 15. Sin embargo, la TJN subrayó que esta clasificación relativamente baja “esconde una historia mucho más grande”, ya que alrededor de la City –el centro financiero basado en Londres– gravitan decenas de territorios satélites como las Islas Caimanes, Jersey, las Islas Vírgenes o Bermuda. Estos territorios son paraísos bancarios, donde millones de dólares se encuentran resguardados en los llamados “Trust”. “Si sumiéramos todos (los satélites), la red británica se colocaría en el primer lugar del índice, encima de Suiza”, planteó la TJN. Por primera vez desde la creación del ISF –en 2009–, la TJN incluyó este año a México en el lugar 50 de su lista porque formó parte de los 40 países con mayor peso en las exportaciones globales de servicios financieros registradas. De acuerdo con la TJN, México cuenta con buenos estándares internacionales y de colaboración –pues tiene 53 acuerdos bilaterales de información tributaria y ratificó los convenios internacionales de transparencia financiera–, mientras su regulación financiera es bastante eficiente. En cambio, en materia de transparencia corporativa y de los beneficiarios del capital, México reprobó: las normas no obligan a las empresas a subir en línea el nombre de su dueño ni su estado de cuenta; ni reclaman a las empresas un informe de sus actividades en cada país, entre otros.

Comentarios