Corrupción corroe hasta al Vaticano, alerta el Papa Francisco en Kenia

viernes, 27 de noviembre de 2015
MÉXICO, DF (apro).- Durante su tercer y último día de viaje por Kenia, el Papa Francisco pidió a los jóvenes resistir a la tentación de la corrupción, reconociendo que este mal existe en todas las instituciones de la sociedad, incluido el propio Vaticano. En un encuentro con jóvenes kenianos, que se congregaron hoy en el estadio Kasarani de Nairobi, el pontífice les dijo: “Cada vez que aceptamos un soborno y lo metemos en el bolsillo, destruimos nuestro corazón, nuestra personalidad y nuestra patria. Por favor no tomen el gusto de ese ´dulce´ que se llama corrupción. “No solo en la política, sino en todas las instituciones, incluido el Vaticano, hay casos de corrupción. La corrupción es dulce como el azúcar, nos gusta y es fácil. Pero después terminamos mal, terminamos como los diabéticos y nuestro país termina como diabético. “La corrupción, además, nos roba la alegría, nos roba la paz. La persona corrupta no vive en paz. Chicos y chicas, la corrupción no es un camino de vida, es un camino de muerte”. También indicó que los jóvenes necesitan trabajo y educación para no caer en la adicción de las drogas o ser reclutados por grupos delictivos: “Si un joven o una joven no tiene trabajo o no puede estudiar, ¿qué puede hacer? O delinquir o caer en las dependencias, o suicidarse o enrolarse en una actividad que le muestre un fin en la vida, engañado, seducido”, alertó. El Papa respondió a las inquietudes de dos jóvenes llamados Linette y Manuel, quienes le preguntaron por qué existen las divisiones, las guerras, la muerte, el fanatismo y la destrucción. Bergoglio respondió que es el “espíritu del mal” el que lleva a la destrucción, a la deshumanización, al tribalismo y la corrupción. Y aseguró que “el tribalismo es tener las manos escondidas detrás, y tener una piedra en cada mano para tirársela al otro”. Añadió: “El tribalismo destruye una nación. Si ustedes no hablan ni se escuchan unos a otros siempre existirá el tribalismo, que es una polilla que destruye”. Como un gesto contra el tribalismo, Bergoglio invitó a todos los jóvenes congregados a levantarse, tomarse de la mano y repetir todos juntos: “Todos somos una nación”. Este encuentro con la juventud fue el último acto del Papa en Kenia. De ahí partió a Uganda, donde realizará la segunda parte de su gira por el continente africano.

Comentarios