Cambio climático tiene al planeta 'al borde del suicidio”: Papa

lunes, 30 de noviembre de 2015 · 18:05
MÉXICO, DF (apro).- Este lunes el Papa Francisco advirtió que el mundo está “al borde del suicidio” a causa del cambio climático, e instó a los líderes que se reúnen en la cumbre de París (COP21) a alcanzar un acuerdo porque, en su opinión, es “ahora o nunca más”. “La primera cumbre creo que fue en Tokio y se ha hecho poco. Cada año los problemas son más graves”, advirtió el Papa durante el vuelo que le trajo de vuelta de su viaje a África, según destacó el diario italiano La Stampa. No obstante, el pontífice dijo tener confianza en estas personas para que hagan algo. Espero que sea así y rezo por ello”, concluyó Bergoglio, comprometido con el tema y que le ha llevado a publicar la encíclica Laudato sí, dedicada enteramente al medio ambiente. Desde este lunes París es sede de una cumbre sobre el cambio climático en la que durante 11 días se buscará un acuerdo que frene el calentamiento global y sustituya al Protocolo de Kioto de 1997. Poco antes, durante su visita pastoral por República Centroafricana, Francisco exhortó a los cristianos y a los musulmanes a rechazar conjuntamente la violencia, en particular la que se comete en nombre de Dios. “Cristianos y musulmanes somos hermanos. Tenemos que considerarnos así, comportarnos como tales… Juntos digamos no al odio, no a la venganza, no a la violencia, en particular la que se comete en nombre de una religión o de Dios”, dijo el Papa. Reunido con la comunidad musulmana en la mezquita de Koudoukou, en la ciudad de Bangui, el pontífice agregó: “En estos tiempos dramáticos las autoridades religiosas, cristianas y musulmanas han querido estar a la altura de los desafíos del momento y han desempeñado un papel importante para restablecer la armonía y la fraternidad entre todos”. Indicó que todo tipo de violencia, “venga de donde venga, desfigura el rostro de Dios” y va en “perjuicio del bien común”. También dijo que su visita por República Centroafricana “no estaría completa sin este encuentro con la comunidad musulmana”, a la que le expresó su “gratitud y estima”. Al salir de la mezquita, Bergoglio se trasladó en el Papamóvil descubierto a visitar una colonia de refugiados, después visitó una escuela y, por último, ofició una multitudinaria misa en el estadio Barthélémy Boganda. Ahí dijo: “Todo bautizado debe romper continuamente con lo que aún tiene de hombre viejo, de hombre pecador, siempre inclinado a ceder a la tentación del demonio –y cuánto actúa en nuestro mundo y en estos momentos de conflicto, de odio y de guerra–, que lo lleva al egoísmo, a encerrarse en sí mismo y a la desconfianza, a la violencia y al instinto de destrucción”. Al término de la celebración religiosa, el Papa se trasladó al aeropuerto de la capital centroafricana y regresó a Roma. Así concluyó su viaje por tres países africanos: Kenya, Uganda y República Centroafricana.

Comentarios