Papa pone fin al 'coyotaje” por anulación de matrimonios

viernes, 11 de diciembre de 2015
MÉXICO, DF (apro).- El Papa Francisco ordenó acabar con los pagos externos que reciben los abogados eclesiásticos por llevar los casos de nulidad matrimonial en los tribunales vaticanos, instando a que a partir de ahora sean abogados de oficio y trabajen “según la gratuidad evangélica”. De esta manera, el Papa intenta acabar con lo que en México se conoce como la práctica del “coyotaje”, que ya se había convertido prácticamente en un cáncer en los tribunales de la Rota Romana, encargada de anular los matrimonios eclesiásticos en el Vaticano. Esta nueva disposición papal está contenida en el documento llamado “Reescripto”, fechado el pasado 7 de diciembre y cuya ordenamiento central es acabar definitivamente con estos abogados que estaban lucrando con las anulaciones matrimoniales. Dado a conocer hoy, el documento señala que ahora serán los fieles “acomodados” quienes tienen la “obligación moral” de proporcionar una “donación de justicia” por estos procesos, la cual será destinada a los pobres. El documento “Reescripto” forma parte de las reformas emprendidas por el Papa en la Rota Romana, a cuyos magistrados les pidió –el 5 de noviembre de 2014— acabar con el “negocio” de las nulidades matrimoniales para que la “justicia sea gratuita”. En esa ocasión, Bergoglio les comentó a los magistrados que tuvo que despedir a una persona que cobraba 10 mil dólares por realizar los trámites ante el tribunal de La Rota. “¡Por favor, esto no!”, exclamó entonces. Siguiendo esa misma línea, el pasado 8 de septiembre pidió a las conferencias episcopales de los distintos países que instruyan a sus tribunales para que hagan en “gratuidad” estos servicios.

Comentarios