Cae cifra de indocumentados detenidos en la frontera: EU

martes, 22 de diciembre de 2015
MÉXICO, DF (apro).- En 2015 la Patrulla Fronteriza estadunidense detuvo a 337 mil 117 extranjeros –prácticamente todos originarios de México y Centroamérica–, 30% menos que el año pasado, cuando capturó a 486 mil 651 extranjeros, y la segunda cifra más baja desde 1972, según el reporte de 2015 que publicó hoy el Departamento de Seguridad Nacional (DHS, por sus siglas en inglés). De estos 337 mil 117 migrantes detenidos a sus fronteras entre el 1 de octubre de 2014 y el 30 de septiembre de 2015, 188 mil 122 provenían de México, mientras otros 57 mil 160 eran originarios de Guatemala, 43 mil 654 de El Salvador y 33 mil 848 de Honduras. El DHS reporta 28 “incidentes que involucraron armas de fuego” en el año que termina. Durante el mismo periodo del año pasado, la migra detuvo a 229 mil 178 mexicanos, 21% más. También a 81 mil 116 guatemaltecos, 66 mil 638 salvadoreños y 91 mil 475 hondureños, un 77% más. Las autoridades estadunidenses deportaron a 235 mil 413 de los extranjeros que detuvieron en 2015, 80 mil menos que las 315 mil 943 deportaciones que realizaron el año pasado. Más de 96 mil de los deportados de 2015 fueron detenidos en su intento de cruzar la frontera. El 94% de los deportados eran originarios de México y Centroamérica. En el informe, el DHS no explica las razones por las cuales ocurrió una “disminución impresionante” en el número de migrantes mexicanos y –sobre todo– centroamericanos que llegaron a su frontera sur. Menciona en un párrafo las dos campañas que difundió en México y Centroamérica sobre los peligros de la travesía migrante. Sin embargo, no habla del endurecimiento de la política migratoria mexicana implementada por Enrique Peña Nieto en el verano de 2014 a través del Programa Frontera Sur. A raíz de este programa, el Instituto Nacional de Migración (INM) detuvo a 168 mil 248 indocumentados centroamericanos entre el 1 de octubre de 2014 y el 30 de septiembre de este año –periodo que recorre el año fiscal estadunidense–, de los que deportó a 148 mil 903 personas. Entre el 1 de octubre de 2013 y el 30 de septiembre de 2014, el INM detuvo a 103 mil 249 migrantes centroamericanos, de los que deportó a 91 mil 949. Estas cifras son inferiores en 62% –65 mil y 57 mil menos, respectivamente– a las de este año. Así, entre 2014 y 2015 mientras las aprehensiones de centroamericanos se redujeron en 77% en la frontera sur de Estados Unidos, se dispararon en 62% en el territorio mexicano. El DHS observa que “un mayor número de centroamericanos que cruzan nuestra frontera implica mayores recursos, pues el proceso de deportación de esta población requiere más tiempo, personal y fondos en comparación con el proceso de deportación de los nacionales mexicanos”. Y añade: “Además, muchos de estos centroamericanos tienen temores creíbles o razonables de sufrir persecución (al ser deportados)”. Estas condiciones les permiten solicitar un estatuto de refugiado en Estados Unidos. El miércoles pasado, el canciller estadunidense John Kerry expresó su agradecimiento al gobierno mexicano –representado por Claudia Ruiz Massieu, titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) – por su “cooperación y ayuda respecto de una migración ordenada”.

Comentarios