La policía española detiene a dos marroquíes que reclutaban adeptos para el EI

martes, 8 de diciembre de 2015
Madrid, (apro).- La policía española detuvo esta madrugada a un hombre y una mujer de nacionalidad marroquí residentes en España que reclutaban y adoctrinaban nuevos miembros para el Estado Islámico. Con esta última operación antiterrorista, suman 100 los yihadistas detenidos en España en 2015 y un total de 175 desde que inició el gobierno de Mariano Rajoy, en diciembre de 2012. Coordinados por la Audiencia Nacional, agentes de la Comisaría General de Información de la Policía Nacional detuvieron esta madrugada a los dos marroquíes con documentos legales de residencia en España. Ambos juraron lealtad a la organización terrorista Daesh y a su líder, Abu Baker Al Bagdadí. Las actuaciones policiales fueron simultáneas en Mataró (Barcelona), donde capturaron al hombre de 32 años (de quien no se proporcionó su nombre) y en Pájara (Fuerteventura, Canarias), donde detuvieron a la mujer, de 19. En un comunicado del Ministerio del Interior se informó que los detenidos forman parte de la estructura de organización terrorista Daesh, que organizaron una sofisticada red internacional de captación, adoctrinamiento y reclutamiento de nuevos adeptos en favor de la causa yihadista. Ambos detenidos estaban en contacto directo y permanente con otros miembros operativos ubicados en Siria. Durante la detención y cateos en los domicilios relacionados con los presuntos yihadistas, los agentes recogieron archivos informáticos y otras pruebas que corroboran que su papel era reclutar y formar yihadistas en el uso de explosivos y armas largas, que difundían propaganda del Estado Islámico e imágenes de las ejecuciones perpetradas contra los enemigos de la organización terrorista. El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, dijo que los detenidos pertenecían a una misma célula yihadista y que ambos lanzaron amenazas de muerte en nombre de DAESH contra Francia y España, pero se reservó los detalles por razones de seguridad y porque forman parte de la investigación. El Ministro del Interior añade en su comunicado que este caso demuestra que la estrategia de DAESH es “la incorporación de nuevos militantes en remoto”, sin necesidad de que viajen a territorio sirio-iraquí para recibir formación. “El adiestramiento se realiza en el país de residencia del activista”. Señala que con esta táctica, el Estado Islámico pretende “minimizar los riesgos” cuando sus militantes sean detectados por la policía y con el fin de “la expansión global de las premisas terroristas del Estado Islámico” y la comisión inmediata de atentados terroristas.

Comentarios