Bombardea Egipto posiciones del Estado Islámico en Libia

lunes, 16 de febrero de 2015
MÉXICO, D.F. (apro).- En represalia por la ejecución de 21 trabajadores egipcios coptos por parte de supuestos combatientes del Estado Islámico (EI), el gobierno de El Cairo lanzó este lunes una ofensiva aérea sobre posiciones del grupo yihadista en Libia y asesinó a 64, mientras 12 de ellos resultaron heridos, según el diario egipcio Al-Ahram. De su lado, Al-Jazeera aseveró que durante el bombardeo, cuyos objetivos anunciados eran almacenes de armas y campos de entrenamiento, las fuerzas aéreas egipcias mataron “al menos siete civiles, entre ellos tres niños”, y destruyeron viviendas en el barrio residencial de Derna, una ciudad ubicada en el noreste de Libia. Casi de inmediato el primer ministro libio, Omar al-Hassi, denunció una “violación a su territorio y a las leyes internacionales”, y calificó los bombardeos como “terroristas”. Desde el inicio de la guerra y la campaña militar de la Organización del Tratado de Atlántico del Norte (OTAN), que provocó la muerte de Muhammar Gadhafi en 2011, una violenta guerra civil entre fuerzas leales al exdictador y grupos islamistas asola a Libia, mientras el Estado Islámico se expande de manera rápida y multiplica los ataques en el este del país desde enero pasado. Anoche el presidente egipcio, general Abdel Fata al-Sissi –electo después del golpe de Estado contra Mohamad Morsi–, afirmó que el ataque tenía el propósito de “vengar los asesinatos”, y urgió a todos los egipcios radicados en Libia a volver a Egipto, ya que el ejército emprenderá nuevos bombardeos en los próximos días. En diciembre pasado el gobierno estadunidense entregó al gobierno de Egipto 10 helicópteros de guerra en apoyo al combate que lleva a cabo contra el EI en el Sinai. Este lunes el mismo régimen egipcio firmó un contrato de más de cinco mil 800 millones de dólares con Francia por la compra de 24 aviones de caza, una fragata de guerra y un lote de misiles. El gobierno francés, desesperado por vender sus aviones militares desde hace 27 años, celebró el contrato y también la revelación de Egipto como un nuevo aliado contra el Estado Islámico. En tanto, el diario Le Monde recordó ayer que el régimen actual en El Cairo “gobierna mediante la represión ciega y una total arbitrariedad”, en un país “que no tolera la más mínima oposición, que calla a su prensa, ordena a su justicia, y dónde la policía tortura a gran escala y dispara contra los manifestantes pacíficos”. En un análisis, Al Jazeera manifestó su preocupación de que “al-Sissi utilice la creciente guerra contra el EI para eliminar las demandas por reformas políticas”.

Comentarios