Escándalo de corrupción "descabeza" a Petrobras

miércoles, 4 de febrero de 2015
MÉXICO, D.F., apro).- El millonario escándalo de corrupción en la petrolera estatal de Brasil, Petrobras, obligó a la destitución de su presidenta María da Graça Foster y todos sus directores. “Petrobras informa que su Consejo de Administración se reunirá el próximo viernes para elegir la nueva dirección ante la renuncia de la Presidenta (de la empresa) y de los cinco directores”, informó hoy la mayor empresa de Brasil en un comunicado enviado al mercado de valores. Y adelantó que este viernes posiblemente se conozcan los nombres de los nuevos directivos. Según la prensa brasileña, la salida no fue confirmada debido a que Rousseff aún no había decidido al sustituto de Foster. Esa misión se la encargó a su ministro de Hacienda, Joaquim Levy, a quien le pidió que recomiende a alguien que tenga “aceptación en el mercado”. Entre los candidatos para asumir el mando de la empresa destaca el expresidente del Banco Central Henrique Meirelles, extitular del Bank of Boston. La permanencia de Foster al frente de la principal empresa estratégica de Brasil era considerada “inviable” debido a que el escándalo de millonarios desvíos de recursos alcanzó a varios exdirigentes que compartieron el mando con algunos que aún continúan, incluida la actual presidenta Dilma Rousseff. Las noticia de que Rousseff finalmente aceptó la renuncia de Foster generó una fuerte subida de las acciones de Petrobras en la bolsa de valores de Sao Paulo el martes y durante la apertura de este miércoles. Las acciones preferenciales de la empresa subieron un 15%. Rousseff se esforzó por evitar la salida de Foster, de quien era amiga personal, pero el escenario cambió la semana pasada cuando Petrobras divulgó con dos meses de retraso el balance del tercer trimestre de 2014, sin incluir las pérdidas por corrupción. La dirigente dijo a los inversionistas que cálculos internos de la empresa estimaron que las prácticas ilegales y errores administrativos obligarían a la empresa a reducir en 88 mil 600 millones de reales (unos 32 mil 800 millones de dólares) el valor de sus activos. La prensa brasileña informó que Rousseff reaccionó con molestia a la divulgación de la cifra, que consideró “inapropiada”. Los problemas en Petrobras generaron una fuerte depreciación de las acciones de la empresa, que redujo de 16 mil 600 millones a 12 mil 200 millones de dólares el monto de inversiones a realizar en 2015. Según versiones de medios locales, el cambio de dirección en la empresa surgió tras una reunión de casi de tres horas entre Rousseff y Foster el martes pasado en el Palacio de Planalto. Sin embargo, el ministro de la Secretaría de Comunicación de la Presidencia, Thomas Traumann, única fuente oficial que se ha pronunciado sobre el tema afirmó que la salida de la funcionaria “no fue decidida” en el encuentro. Graças Foster abandona la presidencia de la empresa nueve días antes de que cumpliera tres años en el cargo. El 13 de febrero de 2012 sustituyó a José Sergio Gabrielli y se convirtió en la primera mujer del mundo en comandar una gran empresa petrolera. Su permanencia en el cargo fue cuestionada desde el año pasado, cuando la Policía Federal y el Ministerio Público anunciaron investigaciones sobre un esquema de corrupción que operó en petrolera entre 2004 y 2012, misma que habría desviado unos tres mil 700 millones de dólares. La Fiscalía afirma que la red ilegal desviaba el 3% del valor de los contratos firmados por Petrobras para pagar sobornos a funcionarios de la empresa y financiar agrupaciones políticas, entre ellas el gobernante Partido de los Trabajadores (PT) de Rousseff y su principal aliado el Partido del Movimiento Democrático Brasileño (PMDB). Según informó la semana pasada el Ministerio Público Federal, el dinero del que se tiene pruebas que fue desviado hasta ahora en las operaciones de corrupción suma dos mil 100 millones de reales (unos 892 millones de dólares). Hasta ahora las investigaciones han resultado en el arresto de tres exdirectores de Petrobras y de numerosos ejecutivos y empresarios que mantenían negocios con la empresa petrolera. El escándalo también alcanza a Dilma Rousseff porque ella comandaba el consejo de administración de Petrobras en la época en que fueron detectadas varias de las irregularidades investigadas por el Ministerio Público y por la Justicia. Además, la Fiscalía prometió divulgar en las próximas semanas una nómina de políticos que recibieron fondos originados del esquema de corrupción. De acuerdo con la prensa local, entre los involucrados estarían varios integrantes del bloque oficialista en el nuevo Congreso que tomó posesión el domingo pasado, incluido el presidente del Senado, Renan Calheiros.