Copiloto que estrelló avión recibió tratamiento por "marcada tendencia al suicidio"

lunes, 30 de marzo de 2015
MÉXICO, D.F. (apro).- La fiscalía alemana de Dusseldorf  confirmó hoy que Andreas Lubitz, el copiloto de 27 años que estrelló un avión de Germanwings con 150 personas a bordo en una ladera de los Alpes franceses, recibió terapia debido a que padecía tendencias suicidas. Lubitz se sometió a psicoterapia “con una nota sobre tendencias suicidas” durante varios años, antes de ser piloto, señaló el vocero de la fiscalía, Ralf Herrenbrueck, quien comentó que los investigadores no han hallado motivos para que Lubitz estrellara el avión ni señales de enfermedad física. Sin embargo, el diario Bild publicó en su edición dominical que Lubitz estaba siendo tratado por un posible desprendimiento de retina que le hacía temer el fin de su carrera como piloto. Según el diario, ese problema ponía en duda su capacidad para pilotar un avión, y probablemente en el próximo control médico de junio su empleador le habría prohibido volar en la cabina. Este lunes, tras una reunión con homólogos alemanes, el investigador de la policía judicial francesa Jean-Pierre Michel dijo a The Associated Press que las autoridades quieren descubrir “qué podría haber desestabilizado a Andreas Lubitz o llevarlo a cometer tal acto. Haber llevado a cabo semejante acto es algo claramente psicológico”, dijo Michel. Lubitz era el copiloto del vuelo 9525 de Germanwings, y que presuntamente estrelló de manera voluntaria contra una montaña cerca de Le Vernet, en Francia, la semana pasada mientras cubría la ruta entre Barcelona y Dusseldorf. Las autoridades intentan entender qué hizo que Lubitz impidiera la entrada del capitán a la cabina y que ignorara los llamados que éste hizo para que abriera la puerta antes de ordenar manualmente el descenso del avión. Las autoridades a cargo hablan con compañeros de trabajo de Lubitz, sus empleadores, sus médicos, familiares y amigos para encontrar algún factor de peso que lo llevara a estrellar el avión. Obtienen ADN de víctimas Hasta ahora los investigadores y el personal forense encargado del rescate de restos del Airbus A320 de Germanwings han obtenido ADN de entre 70 y 80 fallecidos en el accidente, informó en rueda de prensa el presidente municipal del poblado de Le Vernet, sureste, François Balique. Balique detalló que las muestras obtenidas serán cotejadas con las tomadas a familiares de los fallecidos en un laboratorio de París. Le Vernet es el poblado más cercano al enclave montañoso en el que el martes pasado se desplomó el avión de Germanwings con 150 personas a bordo. Alrededor de 50 gendarmes y personal de salvamento buscan restos humanos en el lugar de la catástrofe.

Comentarios