Exilio venezolano repudia a Maduro

viernes, 10 de abril de 2015
PANAMÁ, (apro).- Un cacerolazo resonó en el exclusivo sector del Centro de Convenciones de Atlapa, al paso del presidente venezolano Nicolás Maduro, quien participa en la ceremonia inaugural de la Cumbre de las Américas. Desde cuatro rascacielos habitacionales, donde radican numerosas familias venezolanas con poder adquisitivo, los exiliados expresaron su inconformidad haciendo sonar cacerolas desde sus departamentos, además de prender y apagar la luz. El silencio que prevalece en la zona se vio interrumpido cuando el presidente Maduro cruzó a pie del hotel donde se hospeda al Centro de Convenciones, sede del cónclave de líderes americanos. Maduro saludó a reporteros que intentaban arrancarle una declaración y caminó a prisa, custodiado por elementos de seguridad.