La explotación de menores palestinos en el Valle del Jordán

lunes, 13 de abril de 2015
MÉXICO, D.F. (apro).- En el Valle del Jordán, el cual cubre 30% del territorio de Cisjordania, empresarios agrícolas israelíes explotan menores de edad palestinos en sus plantaciones, donde están expuestos a las expansiones de pesticidas y bajo temperaturas que alcanzan 50 grados en verano, lo anterior por un ingreso debajo del mínimo, denunció hoy la organización Human Rights Watch (HRW) en un informe. Según HRW, “cientos de menores de edad” palestinos –ya que no existen cifras oficiales– laboran en explotaciones agrícolas de colonos israelíes. Si bien reconoció que la proporción de menores de edad en las colonias israelíes era “minoritaria”, HRW señaló que la mayor parte de ellos laboraba en “el sector agroindustrial”. Entre los 38 niños que entrevistó para realizar el informe –el menor de ellos tiene 11 años–, la organización se percató que muchos sufrieron nauseas e irritaciones de la piel, debido a los pesticidas y que todos reportaron dolores en el cuerpo atribuidos a las condiciones difíciles de trabajo. La organización estimó que cada niño lleva alrededor de 13,50 dólares por día en su hogar, una tercera parte menos que los adultos, aunque todos laboren con el estatuto de “trabajadores extranjeros”, lo que mutila sus derechos laborales. Ninguno de estos niños contaba con seguro médico y muchos habían abandonado la escuela en el momento de entrevistarles, se alarmó la organización, al recordar que Israel forma parte de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), la cual prohíbe la explotación infantil y obliga los Estados partes a garantizar los derechos laborales. Si bien 80 mil palestinos viven en el Valle del Jordán –89% de la población total–, en 1967 los militares israelíes les prohibieron el acceso al río Jordán y posteriormente les obligaron a pedir un permiso para explotar la tierra con fines agrícolas. Según la organización, entre 2000 y 2007 la institución castrense se negó en otorgar 94% de las solicitudes y destruyó con frecuencia las construcciones “ilegales” que los palestinos elevaban para cultivar las tierras. Mientras tanto, los 9 mil 600 colonos de la zona expandieron sus tierras. En la actualidad, HRW observó que los dos “consejos coloniales” israelíes de la región controlan alrededor de 86% del Valle del Jordán. Un 7% adicional está clasificado como “área natural” y no puede ser explotado con fines agrícolas por los palestinos. Además, HRW aseveró que las restricciones a las libertades de movimiento, de uso de la tierra o de acceso a los mercados que aplicó Israel sobre Cisjordania empobrecieron a la población palestina del Valle del Jordán y llevó a muchos de sus integrantes a convertirse en mano de obra barata en las granjas israelíes. La agencia noticiosa Associated Press solicitó al gobierno israelí de Benjamín Netanyahu una reacción oficial, y el Ministerio de Asuntos Exteriores le contestó que estaba estudiando el reporte. Por su parte, el titular del consejo regional del Valle del Jordán –también llamado “consejo colonial” por HRW–, David Elhayani, declaró a la Radio del Ejército de Israel que el informe era una “mentira horrorosa”, al precisar que el consejo emplea a 6 mil palestinos cada día, pero ningún menor de edad.  

Comentarios