Nuevo terremoto en Nepal deja al menos 59 muertos

martes, 12 de mayo de 2015
MÉXICO, D.F. (apro).- En un lapso de 16 días los nepalíes viven una doble tragedia: Sin reponerse del terremoto de 7.8 grados Richter del pasado 25 de abril este martes sufrieron otra sacudida, ahora de 7.3 grados, que dejó al menos 59 muertos y más de mil 200 heridos, sin contar los daños materiales. Ante el caos prevaleciente, el primer ministro nepalí, Sushil Koirala, pidió calma a la población. En un mensaje a la nación tras el nuevo sismo que registró al menos 11 réplicas de entre 4.2 y 6.3° Richter, Koirala aseguró que el gobierno movilizó todos sus recursos para atender la nueva crisis. “Ya hemos movilizado todos nuestros recursos”, dijo el mandatario al término de una reunión con un Consejo de Ministros y afirmó que el gobierno está comprometido a rescatar y proporcionar alivio a las personas, que se enfrentan a una crisis agravada. Unidades de rescate y médicos, dijo, han sido enviadas a los sitios más afectados para apoyar a los sobrevivientes. “Según las estimaciones preliminares, el terremoto de hoy ha causado grandes pérdidas en los distritos de Dolakha y Sindhupalchowk”, indicó el primer ministro tras reiterar su llamado a la población de mantener la calma y serenidad. “Poco a poco seremos libres de esta calamidad natural, este terremoto que fue una réplica del terremoto presenciado antes”, indicó. Antes, en un mensaje difundido en Twitter, Koirala instó a la gente a estar tranquila, ser paciente, mantenerse unida para hacer frente a las secuelas del nuevo terremoto y rezar al “‘Todopoderoso' para estar a salvo y enfrentar estos duros momentos”. Según el más reciente balance oficial, el terremoto de este martes provocó la muerte de al menos 59 personas, la mayoría en los distritos de Sindhupalchok, Katmandú, Lalitpur y Bhaktapur. También dejó lesiones a al menos mil 261 personas, aunque las cifras podrían aumentar. El nuevo sismo se registró a las 12:50 hora local y tuvo su origen en una remota zona montañosa de Nepal, 68 kilómetros al oeste de la ciudad de Namche Bazar (noreste de Katmandú), cerca del campamento base del Everest, y a 15 kilómetros de profundidad, según el Servicio Geológico de Estados Unidos (USGS). Del total de muertes contabilizadas 41 sucedieron en Katmandú, 17 en India, y una en China, donde también se sintió el movimiento telúrico. El temblor se sintió con fuerza en particular en las regiones tibetanas de Jilong y Zhangmu, y de forma más sensible en la capital, Lhasa. Según la organización Save the Children, las áreas más afectadas fueron Sindhupalchok y Dolakha, donde se han producido deslizamientos de tierra y se han desprendido rocas. En Chautara, capital de Sindhupalchok, se registraron tres deslizamientos de tierra importantes. Esa región fue la más afectada por el terremoto de 7.8° registrado el pasado 25 de abril, el de mayor intensidad en los últimos 80 años. Rescatistas se avocaron a la búsqueda de sobrevivientes entre los escombros en Chautara, que se ha convertido en un centro de organización para la entrega de ayuda humanitaria tras el terremoto pasado. Decenas de edificios de Katmandú y otras localidades del valle del mismo nombre que fueron golpeados por aquel sismo terminaron por derrumbarse por el nuevo terremoto de 7.3°, que fue seguido de 11 réplicas de entre 4.2 y 6.3°. Miles de personas volvieron a ocupar calles y parques por temor a los derrumbes. Al momento del terremoto, el presidente de Nepal, Ram Baran Yadav ofrecía un discurso en el parlamento de Katmandú. El acto era transmitido en vivo por TV Nepal y se aprecia el momento justo en que la cámara empieza a brincar de forma vertical, mientras el mandatario pronunciaba su discurso. El movimiento generó pánico entre los asistentes quienes empezaron a correr para salir del recinto que en segundos quedó en penumbras. El video se volvió viral rápidamente en las redes sociales. Hace unos días, el gobierno nepalí lanzó un plan de reconstrucción nacional dotado con dos mil millones de dólares para el que solicitó a la comunidad internacional mil 800 millones de dólares. En el anterior terremoto medio millón de viviendas quedaron destruidas o dañadas, y cerca de un 80% de las instalaciones educativas y sanitarias en los distritos más golpeados resultaron afectadas.

Comentarios