Llama Ban Ki Moon a reforzar control sobre armas y municiones

miércoles, 13 de mayo de 2015
MÉXICO, D.F. (apro).- Más de 50 mil asesinatos en el mundo se perpetran cada año con armas ligeras, aseveró hoy el secretario general de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Ban Ki Moon, durante la sesión del Consejo de Seguridad del organismo. Esta cifra, consideró, se podría reducir con un mayor control de las armas y las municiones por parte de los gobiernos, tal como lo plantea el Tratado Internacional sobre Comercio de Armas (TICA). Ban Ki Moon afirmó que “el desvío del armamento, incluso de los almacenes del gobierno, alimenta luego los conflictos y permite a los rebeldes, pandillas, organizaciones criminales, piratas, terroristas e insurgentes de aumentar su poder de fuego”. Recordó que estos conflictos forzaron en la actualidad a más de 33 millones de personas a huir de sus casas, un nivel “no alcanzado desde la segunda guerra mundial”. En un ensayo escrito previo a la sesión, el secretario general redactó que “la disponibilidad generalizada de las armas ligeras y de pequeño calibre y de sus municiones es un factor determinante de conflicto”. Añadió: “La expedición de armas en aquellas zonas de conflicto se hace en general a través de lotes de pequeño volumen que se inyectan a través de fronteras porosas”. Luego, sentenció que los estados deberían dedicar una atención “mucho más importante” hacia las municiones, ya que “cortar el flujo de municiones tiene un impacto inmediato sobre la intensidad de la actividad armada”. El secretario general de la ONU añadió que “en situaciones dónde existe un alto riesgo para la población civil, esto debería ser una prioridad”. En México, el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) documentó que en 60% de los 23 mil homicidios registrados en 2013 se utilizaron armas de fuego. Según los datos del Buró de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos estadunidense (ATF, por sus siglas en inglés), 72% de las 15 mil 397 armas ilegales incautadas en México y examinadas por el ATF en 2014 provenían de Estados Unidos.  

Comentarios