Embarazadas, 214 niñas y mujeres secuestradas por Boko Haram

lunes, 4 de mayo de 2015
MÉXICO, D.F., (apro).- De entre el millar de rehenes que han sido rescatados de los campos del grupo terrorista Boko Haram en el noreste de Nigeria, al menos 214 niñas y mujeres están embarazadas, aseguró el director ejecutivo del Fondo de Población de Naciones Unidas (FPNU), Babatunde Osotimehin. “Se está examinando a muchas de ellas para detectar varias enfermedades como VIH y sida, y 214 de las que ya pasaron el control médico fueron diagnosticadas como embarazadas, algunas de manera visible, otras solamente por el examen”, precisó el funcionario de la ONU. De acuerdo con el periódico nigeriano Vanguard, horas antes de ser rescatadas por el ejército, las mujeres sufrieron lapidaciones, incluso hasta la muerte, ante su negativa de levantar el campo, por lo que ahora reciben ayuda psicológica y médica por parte de instancias gubernamentales e internacionales. La semana pasada, fuerzas armadas nigerianas liberaron una docena de campos en el bosque de Sambisa, en el estado de Bono, donde el grupo combatiente violaba a las mujeres y las sometía a trabajos y reclutamientos forzosos. “Descubrimos que algunos de los niños que fueron liberados con las mujeres nacieron en el bosque, del que nunca salieron hasta su liberación por el ejército”, añadió Osotimehin. Por separado, el gobernador del estado de Bono, Kashim Shettima, aseveró hoy que los combatientes violaron a las mujeres con la intención deliberada de “embarazarlas para generar una próxima generación de insurgentes yihadistas”. En los últimos seis años el grupo criminal secuestró a más de mil mujeres, entre ellas las 219 niñas raptadas de la escuela de Chibok. La abducción de estas niñas, el año pasado, atrajo la atención internacional sobre los métodos brutales del grupo islamista, que consisten en capturar y abusar de manera sistemática de las niñas. Hasta la fecha esas niñas de Chibok siguen en manos de Boko Haram. Según la organización Human Rights Watch (HRW), desde el inicio de la insurgencia de Boko Haram, en 2009, los ataques del grupo armado han dejado más de 8 mil muertos –más de mil desde enero pasado– y forzaron a más de un millón de habitantes de la región noreste del país a desplazarse. En marzo pasado el grupo terrorista juró lealtad al Estado Islámico (EI), y éste respondió: “Anunciamos la buena noticia de la expansión del califato hacia África del Oeste porque el califa aceptó la lealtad de nuestros hermanos”. Desde mediados de 2014, los combatientes de Boko Haram tomaron el control de 17 territorios de gobiernos locales repartidos entre Nigeria, Camerún, Chad y Niger. De acuerdo con HRW, aquellos atacan de manera específica las escuelas y “otras estructuras civiles”, lo que representa crímenes de guerra. Además, llamó al recién electo presidente Muhammadu Buhara a poner un alto a los abusos perpetrados por el ejército nigeriano en el conflicto para retomar el control sobre las regiones ocupadas por Boko Haram. El pasado 28 de abril el Observatorio Sirio de los Derechos Humanos calculó que a 10 meses de proclamar el “califato” en los territorios de Irak y Siria que se encuentran bajo su control, el Estado Islamico ha ejecutado a 2 mil 154 personas –mil 362 civiles, incluso nueve niños y 19 mujeres-- por los delitos de blasfemia, espionaje o traición, entre otros.

Comentarios

Otras Noticias