Acusan a Aznar de beneficiarse con dinero ilegal del Partido Popular

miércoles, 6 de mayo de 2015
MADRID (apro).- Nuevas evidencias señalan al expresidente José María Aznar como la persona que marcaba las directrices para manejar la contabilidad oculta del financiamiento ilegal del Partido Popular (PP) de España. El diario digital eldiario.es hizo públicos documentos notariales del extesorero de esa formación política, Rosendo Naseiro, en los que señala a Aznar como el verdadero depositario de dar las órdenes de qué hacer con la contabilidad B del PP, tema que hoy es centro del debate nacional a partir de las investigaciones judiciales que la Audiencia Nacional realiza sobre las tramas Gürtel y su derivada de los papeles de Bárcenas, otro de los extesoreros del partido, que pusieron en evidencia las maquinaciones ilícitas mediante las cuales el ahora partido gobernante se financió desde su fundación, en los años ochenta. Los casos Gürtel y Bárcenas pusieron en evidencia que el PP fue financiado en forma ilícita y poco clara por parte de constructores y empresarios que a cambio recibían contratos de obras y servicios públicos en las administraciones gobernadas por esta formación política. En días pasados Aznar se presentó en México acompañado del exembajador de Estados Unidos en México, Jeffrey Davidow, como los puntas de lanza del proyecto de la consultoría multinacional DLA Piper, con el que busca entrar al sector energético y de telecomunicaciones. Aznar y Davidow anunciaron su alianza con el despacho de Gerardo Lozano Alarcón –de Gallástegui y Lozano–, del que es socio el hermano del senado Javier Lozano Alarcón, quien apoya abiertamente la liberalización de ambos sectores. El senador del PAN fue uno de los principales impulsores, desde la oposición, de la reformas del presidente Enrique Peña Nieto. Aznar se hizo conocido en México por impulsar las políticas neoliberales de Vicente Fox y de Felipe Calderón, a quien incluso apoyó en un acto de Acción Nacional en la elección de 2006. Este respaldo le acarreó una crítica severa de la oposición, entonces el PRI y el PRD. El expresidente español se distinguió en años recientes por convertirse en impulsor de iniciativas neoliberales y de fundaciones vinculadas con los grandes capitales implicados en temas de construcción, energía, defensa y telecomunicaciones. El diario digital español señala que antes de ser transferido a otro juzgado, el juez Pablo Ruz y el fiscal anticorrupción Antonio Romeral documentaron que el PP manejó una “contabilidad paralela de 1990 a 2008”. No obstante, estas nuevas revelaciones demostrarían que el PP y su antecesor, Alianza Popular, se financiaron de manera irregular. Es la primera vez que esta documentación del extesorero Rosendo Naseiro –quien ejerció de marzo de 1989 a abril de 1990 y luego fue encarcelado y procesado judicialmente por la financiación ilegal de su partido–, que depositó ante un notario, ve la luz pública. Primero se demuestra que existió una cuenta corriente “opaca” en el Banco de Fomento a nombre de “Acciones y programas del Partido Unificado de Alianza Popular (PUAP)”, que estuvo activa el 12 de marzo de 1987 y el 7 de diciembre de 1988. La profusa documentación contiene un “confidencial” en el que Naseiro señala “Movimientos de la cuenta corriente que no aparece reflejada en nuestra contabilidad”, es decir, una contabilidad paralela, que no era reportada ni al Tribunal de Cuentas ni al fisco. Naseiro, de origen gallego, fue el último tesorero de la dirigencia de Manuel Fraga y el primero de José María Aznar. El 9 de abril de 1990 fue detenido y acusado de cohecho. Estuvo preso cinco días y después el Tribunal Supremo lo exculpó por un “defecto de forma” de la investigación que anuló las intervenciones telefónicas. Luego de su salida de prisión y cuando sentía que el partido lo había abandonado, Naseiro depositó esta documentación de la caja B ante un notario, que ahora es difundida públicamente. En estos documentos se refrenda que José María Aznar supo y se benefició del dinero ilegal, pese a que se ha declarado ajeno a los escándalos de la caja chica del PP. En el sobre cerrado que entregó a un notario de Alicante, Naseiro refiere que siempre actuó “bajo la supervisión, directrices y criterios de Aznar”.

Comentarios