Líderes políticos y económicos "enmascaran" problemas del cambio climático: Papa Francisco

jueves, 18 de junio de 2015
MÉXICO, D.F. (apro).- El Papa Francisco aseguró que líderes con poder político y económico en el mundo han concentrado sus esfuerzos “en enmascarar” los problemas del cambio climático, tratando de reducir sólo algunos de sus impactos negativos. Además, añadió que muchos síntomas indican que esos efectos podrán ser cada vez peores si continuamos con los actuales modelos de producción y de consumo. “De ahí la urgencia de la sustitución progresiva del empleo de los combustibles fósiles”, subrayó. En su encíclica “Laudato Si (Alabado Sea)”, publicada este jueves, el jefe de la Iglesia católica expuso sus argumentos teológicos, científicos y morales para desarrollar estrategias contra el cambio climático, que, dijo, son "urgentes e imperiosas". Francisco describió el continuo daño a la naturaleza como "una pequeña señal de la crisis ética, cultural y espiritual de la modernidad", y dijo que la solución requerirá de un alto grado de sacrificio y lo que llamó una "audaz revolución cultural" en todo el mundo. Entre otros puntos, aseguró que los países en desarrollo están a merced de las naciones industrializadas que explotan sus recursos para alimentar su producción y consumo, una relación que el Papa calificó como "estructuralmente perversa". También rechazó el argumento de que solo a través del crecimiento económico se puede resolver el hambre, la pobreza y se puede recuperar el medio ambiente. Llamó a esa filosofía "un concepto mágico del mercado". Luego de sostener que el "consumismo inmoral" ha llevado a la sociedad a un comportamiento que permite la degradación continua del medio ambiente, el Papa identificó que "muchos de aquellos que tienen más recursos y poder económico y político parecen concentrarse sobre todo en enmascarar los problemas o en ocultar los síntomas, tratando sólo de reducir algunos impactos negativos del cambio climático". Reconoció que el cambio climático se da en parte de manera natural, pero los estudios científicos indican que su "principal" causa somos los humanos. El "consumismo inmoral" ha llevado a la sociedad a un comportamiento que permite la degradación continua del medio ambiente, apuntó. Por ello, hizo un llamado para que individuos formen redes sociales para presionar a los líderes políticos y para ayudar a los que han quedado desamparados y desempleados debido al cambio climático. Activistas del medio ambiente, científicos y la Organización de las Naciones Unidas (ONU) aplaudieron este jueves el llamado que hizo el papa Francisco para salvar al planeta del cambio climático. El director ejecutivo del Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA), Achim Steiner, dijo que la encíclica publicada hoy “es un grito de alarma dirigido no solamente a los católicos, sino también a los demás habitantes del planeta. La ciencia y la religión están de acuerdo en un punto: 'hay que actuar ahora'". Añadió: "Como el Papa, pensamos que nuestra respuesta a la degradación del medio ambiente y al cambio climático no puede ser únicamente científica, tecnológica o económica, sino que debe someterse a un imperativo moral". En un comunicado, el PNUMA demandó no subestimar el hecho de que son los más pobres y vulnerables los que más sufren de los cambios actuales. Por su parte, Yolanda Kakabadse, presidenta del grupo conservacionista internacional WWF, subrayó que el cambio climático “dejó de ser un tema sólo científico, es cada vez más un tema moral y ético porque afecta la vida, la subsistencia y los derechos de todos, especialmente de los pobres, de los marginados y de las comunidades más vulnerables". Christiana Figueres, titular del Secretariado del Cambio Climático de la ONU, con sede en Bonn, sostuvo que la encíclica dio un poderoso ímpetu a los gobiernos para que acuerden un pacto sólido cuando se reúnan en París del 30 de noviembre al 11 de diciembre. "Este toque de clarín debería guiar al mundo hacia un acuerdo universal del clima fuerte y duradero en París a fines de este año", señaló Figueres en un comunicado. "El Vaticano ha evaluado la evidencia científica para el cambio climático y decidió que el mundo debe actuar para evitar la devastación del ecosistema que posibilita nuestra vida", declaró a su vez Mark Maslin, profesor de Climatología en la University College London. "Cuando líderes teológicos, políticos y científicos llaman a una rápida descarbonación de nuestra economía global, debería ser momento de que finalmente escuchemos y creemos un acuerdo internacional vinculante sobre el cambio climático", puntualizó. La encíclica, de la cual una versión fue filtrada el lunes 15 por el semanario italiano L'Espresso, encontró escepticismo incluso antes de su publicación de algunos conservadores, incluidos varios precandidatos presidenciales republicanos estadunidenses, que ponen en duda que el cambio climático sea causado por las actividades del hombre.

Comentarios