Detienen a dos principales contratistas de Petrobras por presunta corrupción

viernes, 19 de junio de 2015
MÉXICO, D.F (apro).- La investigación por corrupción que se sigue contra la compañía petrolera estatal de Brasil, Petrobras, y que tiene como objetivo la detención de 59 presuntos involucrados, derivó hoy en la captura de los presidentes de las dos mayores constructoras del país. Se trata de Marcelo Odebrecht y Otávio Azevedo, cabezas de las compañías  Odebrecht y Andrade Gutiérrez, respectivamente. En un comunicado, Odebrecht, cuya compañía está presente en 21 países, precisó que la policía irrumpió en sus oficinas en Sao Paulo y Río de Janeiro e hizo varios arrestos, aunque no dio nombres. Por su parte, Andrade Gutierrez no confirmó el arresto, pero aseguró que colabora con la investigación que se sigue en los estados de Sao Paulo, Río de Janeiro, Minas Gerais y Río Grande do Sul. En una conferencia en el estado de Curitiba, el fiscal Carlos Fernando dos Santos Lima destacó que la pesquisa en las dos mayores constructoras del país descubrió una sofisticada trama de ilegalidades. Sin embargo, ni Azevedo ni Odebrecht fueron acusados formalmente. Las compañías que presiden estos personajes mantienen operaciones en decenas de países en los que actualmente desarrollan desde obras para trenes y metros hasta represas hidroeléctricas. Ambas empresas, al igual que otras 25 firmas, son investigadas por su supuesta participación en una vasta red de corrupción enquistada en Petrobras, que durante la última década, según admitió la propia petrolera, se apropió ilegalmente de unos 2 mil millones de dólares. Según la policía, las empresas obtenían contratos amañados con Petrobras, inflaban los valores y las diferencias eran repartidas entre directores de la paraestatal y partidos políticos que amparaban las corruptelas. Por este mismo caso, las autoridades también investigan a medio centenar de políticos, que en su mayoría pertenecen a la coalición que respalda al gobierno de la presidenta Dilma Rousseff. Entre ellos figuran los presidentes de la Cámara de Diputados, Eduardo Cunha, y del Senado, Renán Calheiros. Entre los detenidos está el extesorero del gobernante Partido de los Trabajadores (PT), Joao Vaccari, quien está acusado de presionar a las empresas que obtenían contratos con Petrobras para desviar parte del dinero obtenido hacia las arcas de esa formación.

Comentarios