Hispanos "enorme problema" para EU: agresor de Charleston

sábado, 20 de junio de 2015
MÉXICO, D.F. (proceso.com.mx) El autor de la masacre en una iglesia en Charleston, Dylann Storm Roof, escribió en un manifiesto manifiesto publicado en febrero pasado que los hispanos son “un enorme problema” para Estados Unidos. A través del sitio The Last Rhodesian (El último rhodesiano, en alusión al antiguo nombre de Zimbabwe en la época colonial, que compartía con Sudáfrica el apartheid), el asesino de Charleston lanza críticas contra los afroamericanos, judíos, hispanos, asiáticos y fustiga el "moderno" patriotismo estadunidense, de acuerdo con un despacho de la agencia Notimex. “Odio la bandera de Estados Unidos. El moderno patriotismo de Estados Unidos es absolutamente una burla. La gente pretende que tiene algo de que sentirse orgulloso, mientras los blancos son asesinados cada día en las calles”, escribe en dicho manifiesto que hoy fue retomado por diversos medios informativos. El agresor de 21 años que mató a nueve afroamericanos que estudiaban la Biblia en una iglesia de Charleston, menciona que los hispanos “obviamente son un un enorme problema para los estadunidenses" aunque aclara que "hay hispanos buenos e hispanos malos”. Y en lo que parece una obsesión racial, destaca que los hispanos en los comerciales de la televisión en español “son más blancos que nosotros”. Escribe: “Ellos respetan la belleza blanca, y una buena porción de hispanos son blancos. Es bien sabido que los hispanos blancos son una élite en la mayoría de los países hispanos. Hay buena sangre blanca que vale la pena salvar en Uruguay, Argentina, Chile y aún en Brasil”, se lee en el documento, pero enfatiza que los hispanos “son aún nuestros enemigos”. En dicho manifiesto, Roof anticipa que ha escogido la ciudad de Charleston para ajustar cuentas. “No tengo opción. No estoy en posición para sólo ir al gueto y pelear. Escogí Charleston porque es la ciudad más histórica en mi estado. Alguien debe tener la valentía de confrontar el mundo real y creo que tengo que ser yo”, señala el texto. A pesar de que Roof reconoce que no creció en un hogar con un ambiente racista, dijo que el homicidio del afroamericano Trayvon Martin, ocurrido en Florida en 2012 a manos de un vigilante comunitario blanco, lo hizo tomar “conciencia racial”. También señala que los afroamericanos tienen un temperamento violento y un coeficiente mental inferior a los blancos.

Comentarios