Crece tensión entre las dos Coreas; intercambian disparos de artillería

jueves, 20 de agosto de 2015
MÉXICO, D.F. (apro).- Los ejércitos de las dos Coreas, Norte y Sur, protagonizaron hoy un intercambio de disparos de artillería, el más importante en los últimos cinco años. El fuego fue iniciado por el ejército norcoreano que lanzó un proyectil contra uno de los altavoces de propaganda en la zona occidental de la línea divisoria. Según Seúl, el proyectil no logró alcanzar el altavoz ni provocó daños, cayó en un área montañosa cerca de una base militar surcoreana en la ciudad de Yeoncheon. Tras el ataque, el ejército surcoreano respondió con “decenas” de rondas de artillería de 155 milímetros según el Ministerio de Defensa en Seúl. Ninguna de las partes ha reportado víctimas. De acuerdo con Yonhap, agencia de noticias de Corea del Sur, se ordenó la evacuación de los residentes en la zona del enfrentamiento, a unos 60 kilómetros al norte de la capital surcoreana. “Nuestros soldados han incrementado la vigilancia y supervisan muy de cerca los movimientos militares norcoreanos”, indicó el Ministerio de Defensa de Seúl. En tanto, el gobierno de Kim Jong-un fijó un plazo de 48 horas para que Corea del Sur ponga fin a sus transmisiones o de los contrario emprenderá acciones militares. La tensión que se vive desde hace más de 60 años entre ambos países aumentó a inicios de este mes luego de que dos soldados surcoreanos resultaron heridos cuando, en un patrullaje de rutina, pisaron una mina. Uno perdió una pierna y el otro sufrió una doble amputación. Luego del incidente, el Ministerio de Defensa surcoreano llegó a la conclusión de que se trataba de un artefacto de procedencia norcoreana colocado recientemente y no de una reliquia de la guerra que enfrentó a ambos países entre 1950 y 1953 detenida solo por un armisticio. Seúl prometió que respondería con firmeza y empezó a transmitir propaganda a través de sus altavoces ubicados en la frontera. Esa práctica había sido suspendida en ambos países desde 2004, pero a partir del lunes pasado Pyongyang también comenzó a transmitir sus propias consignas. El intercambio de disparos de este jueves se produjo justo cuando Corea del Sur y Estados Unidos realizan sus maniobras militares anuales, una práctica que el ejercicio norcoreano percibe como preparativos para la guerra. Desde noviembre de 2010 los ejércitos de las dos Coreas no intercambiaban fuego. En aquella ocasión, Corea del Norte lanzó proyectiles contra la isla surcoreana de Yeonpyeong. Dos soldados y dos civiles murieron en el ataque y Seúl replicó con rondas de proyectiles sobre posiciones norcoreanas. EU refrenda su apoyo a Seúl Tras el intercambio de fuego, Bill Urban, uno de los portavoces del Pentágono, dijo en una declaración enviada a la agencia EFE que Estados Unidos permanecerá atento a las tensiones entre Corea del Norte y Sur y sigue "comprometido" con la defensa de Seúl. “Estados Unidos sigue de cerca la situación actual en la península de Corea. Estamos en estrecho contacto con nuestros aliados de la República de Corea (Corea del Sur) y continuamos comprometidos con su defensa”, indicó portavoz. Y añadió: “La seguridad de nuestro personal y sus familias es primordial tomaremos medidas prudentes para asegurar su bienestar”.

Comentarios