Desmantelan en España y Marruecos una red yihadista

martes, 25 de agosto de 2015
MADRID (apro).- Una operación conjunta de España y Marruecos consiguió capturar en ambos países a 14 personas que formaban parte de una red que envió combatientes a Siria e Irak para el Estado Islámico, informó hoy el Ministerio del Interior. Agentes de la Comisaría General de Información de la Policía Nacional y de la DGST marroquí lograron detener a una persona en San Martín de la Vega, una localidad de Madrid, y en diversas ciudades marroquíes a los miembros de la célula. Las acciones se extendieron en Melilla, la ciudad española del norte de África, y en las ciudades marroquíes de Fez, Casablanca, Nador, Alhucemas y Driuch. A primera hora de la mañana, la policía consiguió el arresto en Madrid de un hombre de origen marroquí que responde al nombre de Adbdeladim, quien vivía en una habitación en San Martín de la Vega, tiene 30 años de edad y con permiso de residencia en España, donde tenía siete años viviendo. El hombre atendía un locutorio –cibercafé— desde donde captaba y adoctrinaba potenciales combatientes para unirse a Daesh, el acrónimo del Estado Islámico. La policía española lo señala como presunto responsable de adoctrinar y captar personas a través de internet para su envío a Siria. El ministerio del Interior dio a conocer en un comunicado que todos los arrestados forman parte de una red de captación y envío de combatientes extranjeros para unirse a las filas de EI en Siria e Irak que mantiene bajo control. El gobierno de Marruecos también ofreció información sobre la captura de miembros de esta red de reclutamiento yihadista. El Ministerio de Interior marroquí explicó en un comunicado que los detenidos estaban encargados de reclutar y enviar radicales para el EI a Siria e Irak. Y aseguró que uno de los arrestados ya había sido condenado en el marco de su ley antiterrorista. En ese comunicado señala que los diversos desmantelamientos de redes terroristas relacionadas con los focos de tensión en Siria e Irak dan muestra que el Estado islámico “está determinado a atentar contra los intereses de Marruecos y el resto de países”. En opinión de las autoridades marroquíes, estas redes de reclutamiento tienen como objetivo “movilizarles para perpetrar atentados en sus países de origen y los de residencia”. Después de Túnez, Marruecos es uno de los países de donde más parten jóvenes radicalizados a las filas del EI, pues según los datos oficiales podría haber 1,350 voluntarios para hacer la yihad. De estos se estima que 286 están muertos en actos de combate. España y Marruecos han cerrado filas en las operaciones policiales, dos de las cuales tuvieron lugar en 2014, con las que desmantelaron sendas redes de captación. En Madrid, el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, dijo que esta operación es una muestra más de “la magnífica colaboración que mantenemos con Marruecos”. Reveló que el inicio de esta actuación se produjo cuando detectaron que “el líder del grupo tenía fuertes vínculos sociales y laborales con la ciudad de Melilla”. Reconoció que “todos los países estamos amenazados soportamos a estos bárbaros, es una guerra de barbarie. Los principales países afectados son los musulmanes, pero España no es ajena a esta amenaza, estamos en nivel cuatro de alerta antiterrorista y lo estamos manteniendo”. Datos de Interior arroja que con esta nueva actuación sube a 54 detenidos en operaciones antiyihadistas en suelo español.

Comentarios