Gobierno turco inculpa a dos periodistas de Vice News por "terrorismo"

lunes, 31 de agosto de 2015
MÉXICO, D.F. (apro).- La justicia turca inculpó hoy a Jake Hanrahan y Philip Pendlebury, dos periodistas de Vice News de Gran Bretaña, por el delito de “trabajo en beneficio de una organización terrorista”. Ambos periodistas -junto con su “fíxer” (informante) cuyo nombre no se ha hecho público- se encontraban en su hotel cuando fueron detenidos por la policía la noche del pasado jueves. Según su abogado, los uniformados los arrestaron y confiscaron sus computadoras con el argumento de que habían filmado una base militar sin permiso. Sin embargo, luego los interrogaron sobre supuestos vínculos con el Estado Islámico (EI) y militantes kurdos, los cuales motivaron la inculpación pronunciada este lunes. En la última semana, los periodistas reportaban los enfrentamientos entre jóvenes del Partido de Trabajo de Kurdistán (PKK) –un movimiento separatista– y autoridades turcas en la región sureste del país. El gobierno turco de Recep Tayyip Erdogan considera al PKK como una organización terrorista. Organizaciones defensoras de la libertad de expresión de Gran Bretaña y en Turquía, como Amnistía Internacional (AI), PEN International y el Comité de Protección a Periodistas (CPJ, por sus siglas en inglés) exigieron la liberación de los periodistas. Las organizaciones aseveraron que el conflicto entre el PKK y el gobierno turco es de interés público, y denunciaron que en los últimos años las autoridades turcas restringieron la libertad de prensa y censuraron las coberturas críticas de la región. “Los periodistas en Turquía sufrieron un número cada vez mayor de obstrucciones mientras filmaban o reportaban en la región, con el incremento de la violencia entre el PKK y las fuerzas de seguridad que ocurrió desde el pasado 20 de julio y acabó con un proceso frágil de cese el fuego de tres años”, informó la rama británica de AI el pasado viernes. Y el jefe de noticias de Vice News para Europa, Kevin Sutcliffe, afirmó que “Vice News condena, con los mayores términos posibles los intentos del gobierno turco de silenciar nuestros reporteros, quienes proveyeron una cobertura vital en la región”.

Comentarios