Japón promueve resolución contra proliferación de armas atómicas

jueves, 6 de agosto de 2015
MÉXICO, DF, (apro).- Durante la ceremonia por el 70 aniversario del lanzamiento de la bomba nuclear que costó la vida a casi 170 mil personas en Hiroshima, el primer ministro japonés, Shinzo Abe, anunció que su país promoverá una resolución contra la proliferación de las armas nucleares en la Asamblea General de las Naciones Unidas (ONU). Durante un discurso en el parque de la Paz --construido donde cayó la bomba nuclear--, el primer ministro lamentó que en este 2015 no se haya adoptado un documento final en la Conferencia de Partes del Tratado de no Proliferación de Armas Nucleares, según reportó el diario The Japan Times. Sin embargo, el diario ABC de España destacó que entre la multitud que asistió a la ceremonia hubo reproches después de que Abe matizara que el compromiso de su país se haría “con una sucesión de medidas realistas y prácticas”. Desde 2014 el gobierno de Abe enfrenta manifestaciones y críticas en Japón por los reglamentos que reinterpretan el pacifismo oficial consagrado en el artículo 9 de la Constitución japonesa y que permitirían a las Fuerzas de Autodefensa de Japón salir en operaciones militares conjuntas con sus aliados, entre ellos el ejército estadunidense. Hace dos semanas hubo multitudinarias protestas en Japón a las que se integraron también hibakushas (sobrevivientes de las bombas). El primer ministro también anunció que a finales de agosto habrá en Hiroshima una Conferencia de la ONU de un grupo de expertos que se reunirá a discutir sobre la prohibición de armas nucleares y que en el 2016 se reunirá el G-7 en la misma ciudad. “Mandaremos nuestros pensamientos desde un lugar bombardeado como un mensaje a la comunidad internacional”, dijo. En la ceremonia el alcalde de Hiroshima, Kazumi Matsui, lamentó que en el mundo existan todavía 15 mil armas nucleares. “Los políticos de los estados con dichas armas siguen atrapados en su pensamiento provinciano, repitiendo con palabras y hechos su intimidación atómica”, denunció. Matsui invitó a los líderes mundiales, entre ellos al presidente estadunidense Barack Obama, a platicar con los hibakushas y “encontrar la realidad de las armas atómicas”. Con motivo del aniversario del lanzamiento de la bomba nuclear, la televisora por internet Democracy Now difundió una entrevista con el Nobel de Literatura Kenzaburo Oé, quien también instó a Obama a “ir con los hibakushas y compartir con ellos un minuto de silencio (…) sería lo más importante cosa que un político pudiera hacer en este tiempo”. La campana de la paz en el DF Justo a las 8:15 de la mañana, hora en la que hace 70 años fue arrojada la bomba “Little Boy” por el ejército de Estados Unidos sobre Hiroshima, miembros de la Sociedad México Japón-Asia (Someja) hicieron sonar la "campana de la paz mundial" en el parque Lira de la Ciudad de México. "Fue un hecho muy trágico y aún se sufren sus consecuencias. Hay bombas atómicas que pueden destruir la Tierra", comentó a Apro Humberto Noguera, presidente de Someja. La campana, donada por el gobierno japonés a México en 1990 y repuesta hace dos años porque la original fue robada, es un instrumento tradicional budista que se utiliza sólo en momentos especiales. "Esta campaña se está tocando en todo el mundo a las 8:15", explicó Noguera. "Tiene como fin y propósito rememorar este acontecimiento trágico. El deseo es que no se vuelva a repetir". Él y miembros de La Gracia Producciones, quienes organizan la primera Semana por la Paz México-Japón del 3 al 9 de agosto, dieron un mensaje en contra de la proliferación de armas nucleares. Posteriormente guardaron un minuto de silencio por las víctimas del bombardeo. "Nuestra misión como asociación (formada por muchos exbecarios mexicanos en Japón) es promover la cultura de paz y que no se utilice más la energía nuclear", dijo Noguera. Hoy, todavía viven 180 mil hibakushas (sobrevivientes al bombardeo). En México residen tres. "Son ejemplos vivientes de los efectos de la radiación”, comenta Noguera. El domingo 9 a las once de la mañana será sembrado un árbol de gingko biloba (de los pocos que resistieron la radiación, cuenta Noguera) en la Asociación México Japonesa. Ingrid Sjolander, de La Gracia Producciones, informó que a las siete de la noche en la Universidad del Claustro de Sor Juana se realizará la ceremonia de "Veladoras por la paz", tradición anual llevada a cabo de la noche del 8 al 9 de agosto en Hiroshima.

Comentarios