Acuerdan FARC y gobierno colombiano terminar la guerra en seis meses

miércoles, 23 de septiembre de 2015
BOGOTÁ (apro).- El presidente colombiano Juan Manuel Santos y el jefe máximo de las FARC, Timoleón Jiménez, Timochenko, acordaron hoy en La Habana terminar en seis meses a más tardar el proceso de paz que pondrá fin a un conflicto armado interno de 51 años que ha dejado más de 200 mil muertos. Santos dijo que el acuerdo se produjo durante una reunión que sostuvo en la capital cubana con el jefe guerrillero y explicó que ambos dieron instrucciones a sus negociadores de paz para concluir los diálogos en un plazo que finalizará el 23 de marzo de 2016. El presidente colombiano y el jefe guerrillero convinieron, además, que a más tardar 60 días después de la firma de un acuerdo de paz las FARC deberán abandonar las armas para iniciar un proceso de incorporación a la vida civil y para convertirse en un movimiento político. “A más tardar en seis meses debe concluirse esta negociación y firmarse el acuerdo de paz”, dijo Santos en el Palacio de Convenciones de La Habana, donde se dio un histórico apretón de manos con Timochenko en una ceremonia que fue atestiguada por el presidente cubano Raúl Castro. El gobernante colombiano dijo que no será fácil cumplir la meta porque faltan aún asuntos difíciles por acordar, pero confió en que sus delegados harán por posible por sellar un pacto de paz “lo más pronto posible”. Señaló que “tan importante es satisfacer los derechos de las víctimas, como asegurar que no haya nuevas víctimas y que se acabe definitivamente el conflicto armado”, el cual ha dejado más de cinco millones de víctimas entre muertos, heridos, desaparecidos y desplazados. Timochenko, por su parte, ratificó la voluntad de las FARC para convertirse en un movimiento político legal pero dijo que para ello se deben generar “condiciones específicas como las del desmonte del paramilitarismo”. Dijo que tras el acuerdo de justicia alcanzado con el gobierno colombiano, el cual prevé que los guerrilleros pagarán delitos graves con reclusión especial y trabajo comunitario, corresponde a las partes multiplicar esfuerzos para lograr un cese al fuego bilateral y definir las condiciones para la dejación de armas. Luego de casi tres años de negociaciones, el gobierno colombiano y las FARC han alcanzado acuerdos en cuatro de los seis puntos de la agenda de negociaciones --tierras, participación política, solución al problema de drogas ilícitas y justicia— y deberán negociar en un plazo de seis meses el cese bilateral del fuego, la entrega de armas y el mecanismo de refrendación de los acuerdos. El presidente cubano, por su parte, señaló que la paz en Colombia “no solo es posible, es indispensable”, y confió en que con el acuerdo de justicia anunciado este miércoles las partes lograrán un pacto que ponga fin a la guerra interna. El encuentro de Santos y Timochenko en La Habana y la ratificación de su compromiso para terminar el conflicto armado apuntan a generar en Colombia un respaldo mayoritario al proceso de paz, cuyos acuerdos deberán ser ratificados en las urnas. Según una encuesta de Gallup, el mes pasado 73.4% de los colombianos creía que el proceso de paz iba por mal camino y sólo 18% confiaba en que marchaba bien.  

Comentarios