Santos y Timochenko anunciarán en La Habana el principio del fin de la guerra en Colombia

miércoles, 23 de septiembre de 2015
BOGOTÁ (apro).- El presidente colombiano Juan Manuel Santos y el jefe máximo de la guerrilla de las FARC, Timoleón Jiménez, Timochenko, anunciarán hoy en La Habana, Cuba, un acuerdo sobre justicia que se perfila como la antesala del fin del conflicto armado interno que ha dejado más de 200 mil muertos en medio siglo en este país. “La paz está cerca”, aseguró Santos esta mañana en su cuenta de Twitter, y sostuvo que este miércoles hará una escala en la capital cubana en el trayecto de un viaje hacia Estados Unidos. Timochenko, por su parte, ya se encuentra en La Habana reunido con la delegación de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) en los diálogos de paz, señaló el portal del diario ‘El Tiempo’, y se espera que en las próximas horas se reúna con el presidente colombiano para dar a conocer los cruciales acuerdos que han alcanzado las partes. En el punto de justicia, cuya negociación se ha tardado 15 meses y el cual se considera factor neurálgico para lograr un acuerdo final de paz, Santos y Timochenko anunciarán que sus delegados convinieron un mecanismo que contempla reclusión efectiva, aunque no en una cárcel, para los jefes de las FARC que hayan cometido delitos de lesa humanidad. Con este acuerdo, que forma parte de un sistema integral de verdad, justicia, reparación y no repetición, pactado por las partes, queda allanado el camino para que el gobierno colombiano y la guerrilla más antigua de América Latina pongan punto final al conflicto armado que mantienen desde 1964. El senador del izquierdista Polo Democrático Alternativo, Iván Cepeda, quien esta mañana viajó a La Habana con Santos, dijo a Proceso antes de abordar el avión presidencial que “este es un día histórico para Colombia porque estamos ante la inminencia de un acuerdo final de paz”. Señaló que este 23 de septiembre “va a ser recordado como el día en que comenzó a enrutarse el país hacia la terminación del conflicto y el día en que se dieron la mano el presidente de la república (colombiana) y el comandante en jefe de las FARC”. De acuerdo con Cepeda, Santos y Timochenko anunciarán además la fecha de terminación de las negociaciones de paz que las partes han desarrollado en La Habana y que podría darse el primer trimestre de 2016. En noviembre próximo, el gobierno colombiano y la guerrilla de las FARC cumplirán tres años de diálogos. Hasta ahora han alcanzado acuerdos en tres de los seis puntos de la agenda de negociaciones: tierras, participación política y solución al problema de drogas ilícitas. Con el acuerdo en justicia, y probablemente el de cese bilateral del fuego –este último dependería de los trabajos que adelanten hoy los delegados de las partes–, sólo quedaría pendiente por negociar el sexto y último punto de la agenda, que es la implementación, verificación y refrendación de los acuerdos. El director de análisis del Observatorio de Política y Estrategia en América Latina (OPEAL), general Jairo Delgado, dijo a Proceso que en caso de que no se anuncie esta tarde un acuerdo de cese bilateral del fuego, éste podría darse a partir del 12 de noviembre, cuando se cumple el plazo fijado por Santos para mantener la suspensión de bombardeos contra campamentos de las FARC. Esta guerrilla, por su parte, mantiene un cese unilateral del fuego desde el 20 de julio pasado. De acuerdo con lo que han revelado los negociadores del gobierno y la guerrilla, el crucial acuerdo de justicia que se anunciará este miércoles contemplará sitios de reclusión especial para los jefes de las FARC responsables de delitos de lesa humanidad, su juzgamiento por parte de tribunales especiales y un sistema de justicia restaurativa. Este último incluiría trabajo comunitario de guerrilleros, como construcción de obras de infraestructura en las comunidades afectadas por la violencia. Un trato similar recibirían los militares, policías, agentes del Estado y particulares que hayan cometido crímenes graves en el desarrollo del conflicto armado, como desaparición forzada, secuestro, masacres de población civil y reclutamiento de menores. Se espera que en la ceremonia donde se anunciarán los avances del proceso de paz también esté el presidente cubano Raúl Castro.

Comentarios