Crea OEA misión de apoyo contra la corrupción en Honduras

lunes, 28 de septiembre de 2015
MÉXICO, D.F. (apro).- La Organización de Estados Americanos (OEA) creó una Misión de Apoyo contra la Corrupción y la Impunidad en Honduras (MACCIH), para que apoye a las diversas autoridades y vigile que el gobierno del país centroamericano cumpla con los convenios internacionales que firmó en materia de combate a la corrupción. La MACCIH, que estará conformada por un grupo de juristas y fiscales americanos, asesorará a las autoridades encargadas de la investigación penal y supervisará las entidades de justicia. También emitirá recomendaciones para mejorar el aparato judicial y creará un observatorio que monitoreará los avances. De acuerdo con la orden de la OEA, un jurista de “alto nivel de competencia profesional en la investigación en temas de anticorrupción y combate a la impunidad” liderará la misión y desempeñará el papel de interlocutor con el secretario general del organismo, el gobierno hondureño y los medios del país centroamericano. En verano pasado estalló en Honduras una ola de protestas para exigir el fin de la impunidad y la corrupción en el país, luego de destaparse el caso de un desfalco millonario a través del Instituto Hondureño de Seguro Social (IHSS). A raíz de ello se abrió la posibilidad de replicar un modelo similar a la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG), que desde 2007 opera en la nación vecina. En Guatemala no fue la OEA, sino la Organización de las Naciones Unidas (ONU), la que otorgó en 2006 el mandato de la CICIG, y durante esos ocho años acompañó numerosas investigaciones que desembocaron en los arrestos de decenas de altos funcionarios, policías, militares y jueces corruptos. Tras el desmantelamiento de “La Línea” –una red de defraudación aduanera–, la CICIG y la fiscalía guatemalteca exhibieron el supuesto papel central que jugaban el expresidente Otto Pérez Molina y su vicepresidenta, Roxana Baldetti, en la estructura criminal. A finales de agosto pasado, miles de guatemaltecos protestaron en las calles y lograron la destitución del presidente, quien desde principios de septiembre se encuentra en prisión preventiva. Uno de los 24 inculpados en el proceso judicial de “La Línea”, el empresario Salvador Estuardo González Álvarez, afirmó durante su comparecencia, este lunes, que Pérez Molina y Baldetti recibían 50% de los sobornos que las autoridades aduaneras cobraban para eludir el pago de aranceles. Con esos antecedentes, el pasado jueves 24 los padres de los 43 normalistas de Ayotzinapa desaparecidos y las organizaciones que los apoyan, solicitaron al presidente de México, Enrique Peña Nieto, que aprovechara su visita a la sede de la ONU en Nueva York para solicitar que también se instale en el país una Comisión Internacional contra la Impunidad y la Corrupción, con la finalidad de que “investigue y coadyuve en los casos más emblemáticos de violaciones graves a los derechos humanos, conflictos de interés y macro criminalidad”. Como era de esperarse, la solicitud quedó en letra muerta.  

Comentarios