Rajoy minimiza avance de independentistas en Cataluña

lunes, 28 de septiembre de 2015
Madrid (apro).- El día después de las elecciones de Cataluña, el presidente del gobierno español, Mariano Rajoy, no modificó su discurso inmovilista previo a los comicios, y se pronunció por el “diálogo dentro de la ley” y el “respeto institucional”, para no tocar la soberanía de esa comunidad autónoma respecto de España. Pretendiendo minimizar el avance independentista, Rajoy soltó: “Quiero transmitir tranquilidad. Los partidarios de la ruptura nunca tuvieron el respaldo de la ley y no tienen el apoyo de la mayoría de la sociedad catalana”, dijo en alusión al porcentaje electoral que quedó con 47.8% contra 51.7% de los partidos no independentistas. Sin embargo, en Barcelona los dirigentes de Just Pel Sí (Juntos Por el Sí, en catalán), el presidente de la Generalitat, Artur Mas; Oriol Junqueras, de Esquerra Republicana de Catalunya (ERC), y el candidato Raül Romera, aseguraron que el resultado electoral les da el aval para seguir adelante con el proceso soberanista. Mas se sigue siendo amenazado frente a la posibilidad de ser investido como presidente un período más, ante los pronunciamientos de varias formaciones opositoras que consideran que debiera dimitir por dividir a los catalanes. El problema que tiene Mas es que la otra plataforma independentista, Candidatura d’Unitat Popular (CUP), de izquierda radical, anunció hoy que no va a respaldar su investidura, un apoyo sin el cual a Mas le resultaría imposible. “El proceso (soberanista) no es una persona y nadie es imprescindible”, dijo la dirigente de CUP, Anna Gabriel. “No investiremos a nadie que esté involucrado en recortes y corrupción”, añadió, en alusión a la política de recortes de Mas, similar a la de Mariano Rajoy a nivel nacional, y a la serie de casos de corrupción que rodean a Convergencia Democrática de Cataluña (CDC), el partido de Mas y, antes, del “padre de la patria catalana”, Jordi Pujol Soley. De haber obtenido 63 votos, sólo uno más de los 62 que Junts Pel Sí consiguió la noche electoral, Artur Mas hubiera logrado hacer gobierno solo con la abstención de la CUP. Antonio Baños, el líder de la lista de candidatos de CUP, reconoció que el independentismo no ganó el plebiscito de ayer porque “no se ha llegado al 50% en número de votos” y eso les lleva a “renunciar a la Declaración Unilateral de Independencia (DUI)” inmediata, como la CUP lo exigía. Sin embargo, justificó que el proceso soberanista siga adelante, “porque el mandato mayoritario permite que el proceso continúe; evidentemente el plebiscito no se ha ganado, porque no hay un 50 más uno de votos independentistas, pero sí ha ganado la independencia, porque la mayoría de escaños están a favor de esa opción”, subrayó. El panorama electoral coloca a la CUP, cuyos líderes son de extrema izquierda, en la llave para poder hacer gobierno, sin embargo, también complica a Artur Mas un acuerdo que le permita contar con una mayoría absoluta. Desde CDC, el partido de Mas, salió a defenderlo. El coordinador general del partido, Josep Rull, destacó que el político debe seguir en primera línea. Poco antes de la reunión del Comité Ejecutivo del Partido Popular (PP), que encabezó Mariano Rajoy, el expresidente popular José María Aznar emitió un durísimo comunicado en el advierte el comprometido futuro político que tiene su partido con la política de Rajoy. Aznar señaló que el resultado del 27-S en Cataluña es un nuevo “aviso” al PP que no se puede “desoír”. El PP obtuvo 11 escaños, ocho menos que en las elecciones de 2012, lo que se consideró una debacle electoral para la campaña catalana que se convirtió en una iniciativa personal del presidente Rajoy. “Es necesario emprender un proceso muy profundo de reflexión para extraer todas las consecuencias y ponerse a ello”, señala Aznar en el texto emitido por la Fundación FAES que él preside. “Para el PP es el peor escenario posible. Tu rival de la izquierda queda fortalecido (en referencia a Ciudadanos), tu espacio queda mermado, los secesionistas van a continuar el proceso. Tu posición está seriamente comprometida”, le dice a Rajoy. Y añade: “Es para que algunos piensen seriamente por qué el partido del gobierno en España no ha sido capaz de representar a la mayoría de las fuerzas constitucionales en Cataluña”.

Comentarios