Coca-Cola y PepsiCo dieron millones de dólares a organizaciones de salud para estancar leyes

lunes, 10 de octubre de 2016
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Coca-Cola Company y PepsiCo, los dos gigantes refresqueras, regalaron millones de dólares a 96 organizaciones estadunidenses de salud y usaron sus redes de lobbying para combatir 29 leyes que afectarían sus negocios; y eso tan sólo entre 2011 y 2015, reveló un estudio que publicó hoy el American Journal of Preventive Medicine. Los patrocinios a organizaciones de salud “puede tener impactos nefastos sobre la salud pública”, afirmó el estudio, al añadir que “la filantropía corporativa es una herramienta de mercadotecnia utilizada para silenciar las organizaciones de salud que, de otra manera, podría ejercer lobbying o apoyar medidas de salud pública contra estas industrias”. Entre las organizaciones que aceptaron las donaciones destacan la Asociación Americana para la Diabetes y la Fundación para la Investigación sobre Diabetes Juvenil, la Asociación Americana de Medicina, la Cruz Roja estadunidense, la Sociedad Americana para la Nutrición, el Centro para la Integridad Alimenticia e incluso la Federación Hispánica o la organización Save The Children. Con base en millones de dólares, tanto Coca-Cola como PepsiCo combatieron 29 leyes –federales y locales--, entre las cuales 12 establecían un impuesto sobre los refrescos, tres regulaban la publicidad, ocho establecían que los etiquetados contengan información sobre la presencia de organismos transgénicos, cuatro legislaban sobre regulaciones de programas de asistencia de nutrición y una fijaba una cantidad límite por porción. En 2009, recordó el estudio, la industria refresquera derrochó más de 39 millones de dólares para impedir la ley federal sobre el impuesto a refrescos. Entre 2011 y 2014, Coca-Cola invirtió más de seis millones de dólares anuales en acciones de lobbying y PepsiCo más de tres millones de dólares. De acuerdo con ese estudio, 12 de las 96 organizaciones recibieron dinero de ambas empresas; otras 83 aceptaron donaciones de Coca-Cola y solamente una tuvo financiamiento de PepsiCo. Esta disparidad, según los científicos, se explica en parte porque Coca Cola transparenta todas sus donaciones. “Save The Children, un grupo que promovía el impuesto sobre los refrescos, abandonó súbitamente su esfuerzo en 2010, después de recibir más de cinco millones de Coca Cola Company y PepsiCo en 2009”, subrayó el estudio, al insistir que “las organizaciones que aceptan dinero generan un conflicto de intereses, que introduce una inclinación subconsciente a favor de la empresa donadora”. El estudio recordó que el alto consumo de refrescos –hasta 174 litros por persona y por año, en 2009-- incide sobre la obesidad y la diabetes, las cuales aspiran 190 mil millones de dólares al año, es decir, uno de cada cinco dólares que el país gasta en salud cada año. Siete de cada diez estadunidenses tienen sobrepeso y uno de cada tres es obeso.

Otras Noticias