Van 8 mujeres que denuncian 'asalto sexual” de Trump; el candidato dice que es 'un complot”

viernes, 14 de octubre de 2016
CIUDAD DE MEXICO (apro).- Otras dos mujeres acusaron este viernes a Donald Trump de haberlas manoseado, incluyendo una exparticipante del reality show The Apprentice, mientras que el candidato republicano a la presidencia de Estados Unidos dijo que los comentarios son parte de “un“complot” para desacreditarlo a semanas de la elección. Summer Zervos, quien participó de la quinta temporada del programa televisivo de Trump en 2006, dio una rueda de prensa en Los Ángeles, en la que dijo que el multimillonario trató de que se acostara junto a él en una cama cuando ambos se reunieron en 2007 para discutir un posible empleo, reseñó Reuters. "Luego me pidió que me sentara junto a él. Yo acepté. Entonces me agarró de un hombro y comenzó a besarme muy agresivamente y me puso una mano en un seno", sostuvo Zervos. En tanto, el diario Washington Post publicó una entrevista con una mujer que dijo que Trump metió su mano por debajo de su falda, sin su consentimiento, en un abarrotado club nocturno en Nueva York, a principios de la década de 1990. “Yo estaba en un bar con mis amigos, que estaban a mi izquierda. Este es un recuerdo muy vívido. La persona que estaba a mi derecha era Donald Trump. Me metió la mano bajo la falta y la ropa interior y me metió sus dedos en la vagina. En cuanto me di cuenta, me puse de pie. Lo voltee a ver con esas cejas grandes y me fui de ahí”. Según la versión de Anderson, su decisión de dar a conocer su caso se produjo después de ver el video revelado por el Washington Post la semana pasada, en el que Trump presume de su fama de casanova y que es capaz de hacer cualquier cosa a las mujeres, por el solo hecho de ser una estrella de televisión. En su decisión influyeron, además, los testimonios de otras víctimas de Trump, como Jessica Ledds y Rachel Crooks, que ofrecieron su testimonio al New York Times. Pero, además, la denuncia de la periodista de la revista People, Natasha Stoynoff, que también acusó a Trump de asalto sexual. Los casos de estas mujeres animaron a Kristin Anderson a compartir su historia con los periodistas del Washington Post. “Es un asunto de asalto sexual y es un tema en el que yo me había mantenido en silencio. Pero hoy creo que no hay que permanecer calladas. Las mujeres que han sufrido asalto sexual tienen que hablar”, aseguró Anderson al Post. En un acto en la tarde del viernes, Trump denunció con vehemencia que las acusaciones en su contra son historias inventadas. "No sé quiénes son (...) Creo que me están arrastrando hacia algo desagradable, no tienen testigos, no había nadie cerca", sostuvo en un discurso en Greensboro. "Probablemente algunas lo hacen para tener un poco de fama gratis. Está totalmente armado. Ahora, de pronto, después de muchísimos años, acusadores falsos aparecen a menos de un mes de una de las elecciones más importantes de la historia del país", buscó justificarse. Con los testimonios de Zervos y Anderson ya son, al menos, ocho las mujeres que han decidido compartir sus historias para dinamitar las aspiraciones presidenciales de Donald Trump. La campaña de Trump para llegar a la Casa Blanca ha estado tratando de recuperarse de la publicación, hace una semana, de un video de 2005 en el que el candidato hace alarde de haber manoseado a mujeres y de presionarlas sexualmente. Si bien Trump dice que el video es sólo una "conversación de vestuario" y que nunca se comportó de esa manera, muchas mujeres han hecho públicas sus acusaciones luego de que se conoció la grabación. El candidato republicano a vicepresidente Mike Pence defendió con firmeza a Trump. "Sigan atentos. Sé que habrá más información que se hará pública que apoyará su afirmación de que todo es categóricamente falso", dijo Pence al programa de televisión de CBS “This Morning”. Con unas encuestas nacionales mirando hacia el sur, y con serias dificultades para frenar el avance de Hillary Clinton en Florida, Ohio, Pennsylvania, Carolina del Norte, Colorado o Virginia, Trump se ha visto también abandonado por el electorado femenino. La más reciente encuesta sólo concedía a Trump 28% de respaldo entre el electorado femenino, sector que representa más de la mitad del padrón electoral total.

Comentarios