Brasil: Exigen a Eduardo Cunha que entregue a cómplices de corrupción

jueves, 20 de octubre de 2016
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Un día después de la detención del exdiputado brasileño Eduardo Cunha, un grupo de manifestantes exigió al principal impulsor del juicio político a Dilma Rousseff que revele todas las irregularidades de las que tiene conocimiento y "entregue" a sus supuestos cómplices. "Entrega a todo el mundo", le gritaron al expresidente de la Cámara de Diputados de Brasil varias personas que lo esperaban este jueves frente a la sede del Instituto de Medicina Legal de la ciudad de Curitiba, donde el exparlamentario fue sometido al protocolario examen médico-legal tras su detención. Los gritos se referían a las versiones según las cuales Cunha, en caso de que acepte un acuerdo para colaborar con la Justicia, puede salpicar con denuncias de corrupción a cerca de un centenar de parlamentarios y a varios de los ministros del actual presidente brasileño, Michel Temer. De acuerdo con versiones de prensa, el influyente exlegislador también puede comprometer a Temer si decide revelar lo que sabe, según un despacho informativo de la agencia EFE. Además de un juicio por el presunto cobro de cinco millones de dólares por favorecer a una empresa con un contrato con la paraestatal Petrobras, Cunha –detenido ayer en Brasilia– enfrenta otros procesos por diferentes delitos, incluido uno por cuentas bancarias en el exterior en las que oculta dinero de supuesta procedencia ilegal. Pese a que públicamente ha dicho que no tiene intención de llegar a un acuerdo con la justicia, el exdipuatdo reveló recientemente que está escribiendo un libro en el que identifica a numerosos políticos que financian sus campañas con recursos procedentes de corrupción. En septiembre pasado, cuando fue destituido de la Cámara de Diputados, Cunha advirtió que si era arrestado podría atenerse a un acuerdo de delación premiada con la justicia, para inculpar a otros políticos a cambio de una pena menor contra él o para mantener al margen a su esposa e hija, como ha sucedido con tantos otros arrepentidos. Sin embargo, ayer calificó la decisión judicial de "absurda y sin motivaciones", y prometió que sus abogados lo sacarán de la cárcel. "Cunha se habría involucrado en la práctica habitual y profesional de crímenes. El exlegislador es aún considerado por algunos como una persona que se vale con frecuencia de métodos de intimidación", resaltó en su orden de detención el juez federal Sergio Moro, que desde Curitiba lleva adelante el caso Petrobras, también llamado operación Lava Jato. Moro fundamentó su decisión de decretar la prisión preventiva del llamado "Frank Underwood brasileño" (en alusión al maquiavélico protagonista de la serie House of Cards) porque existía la posibilidad de que buscara extorsionar e intimidar a testigos para obstruir las investigaciones sobre él por los cargos de corrupción, lavado de dinero, falsificación de documentos y abuso de poder, o que intentara fugarse. El magistrado impuso un congelamiento de sus bienes por seis millones de dólares y señaló que permanece oculto un patrimonio de aproximadamente 13 millones de dólares, supuestamente escondido en cuentas suizas a nombre de familiares. El pasado 9 de junio, el mismo juez federal Sérgio Moro dictó el procesamiento de la periodista Cláudia Cruz, esposa de Cunha, por delitos vinculados a la trama de corrupción en Petrobras. Cruz está acusada de blanquear más de un millón de dólares que su marido habría obtenido a través de la red de desvíos de fondos y pago de sobornos que operó en el ente estatal, según informaron medios locales en aquella ocasión. En esa misma causa y con cargos similares, Moro encuadró al empresario Joao Augusto Rezende Henriques y al exdirector del área de Internacional de Petrobras Jorge Luiz Zelada. Investigadores citados por el portal del diario O Estado de Sao Paulo detallaron en esa ocasión que Cruz era quien controlaba una cuenta bancaria suiza que estaba a nombre de la empresa offshore Köpek, con la cual pagó gastos de una tarjeta de crédito en el exterior. Esos gastos superaron el millón de dólares entre 2008 y 2014. Ese valor es considerado incompatible con los salarios y el patrimonio de la familia. Además, el 99.7% del dinero depositado en la cuenta de Köpek provino de cuentas bancarias de las empresas Triumph SP, Netherton y Orion SP, que pertenecen a Cunha. Los fiscales tienen indicios de que esas cuentas del diputado en el exterior eran usadas en secreto por el legislador para garantizar su impunidad y recibir sobornos producto de los delitos contra la administración pública practicados por él.