Detención automática, estrategia de EU para 'disuadir” la inmigración: ONU

martes, 25 de octubre de 2016
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Integrantes del Grupo de Trabajo de Naciones Unidas sobre Detención Arbitraria aseguraron que el gobierno de Estados Unidos utiliza la detención automática como estrategia para “disuadir” la inmigración y los procesos de regularización. En un informe preliminar, Seong-Phil Hong, José Guevara y Leigh Toomey señalaron que cerca de 400 mil personas se encuentran detenidas en ese país, debido a su situación migratoria irregular. Asimismo, señalaron que en los centros de detención –operados por actores privados en 75% de los casos– los migrantes sufren condiciones “punitivas” y “muchas veces imposibles de diferenciar de aquellas que se aplican a personas sujetas a sanciones criminales”. De los testimonios que recogieron durante su estancia en Estados Unidos, los expertos deploraron las “condiciones degradantes” que imperan en los centros de reclusión, donde –dijeron– sirven comida de mala calidad, se limitan los tiempos de recreación o el acceso a los servicios médicos, y existen obstáculos para tener un representante legal. Además, añadieron, a menudo las autoridades fragmentan a las familias de migrantes. Desde 1996 la legislación estadunidense plantea la detención automática de los migrantes en situación irregular, hasta que las autoridades resuelvan sus casos. El Grupo de Trabajo consideró que ese tipo de detención –especialmente a solicitantes de asilo– es “contraria a los estándares internacionales”, por lo que demandó su abolición. De manera más general, exhortó al gobierno de Estados Unidos a “despriorizar” la persecución de los migrantes que entran de manera irregular al país. Y consideró que las “alternativas a la detención” que propone el gobierno de esa nación no son adecuadas, pues algunas de ellas –como el pago de elevadas fianzas o la imposición de un brazalete GPS– violan los derechos humanos. Los especialistas lamentaron que el pasado lunes 17 las autoridades les negaran el acceso al centro de detención migratoria de San Ysidro, ubicado cerca del cruce fronterizo que une San Diego y Tijuana, por el que transitan alrededor de de 200 mil personas por día. Desde mayo pasado, miles de migrantes de origen haitiano cruzaron a Estados Unidos por la garita de San Ysidro, y desde el 22 de septiembre las autoridades federales los mantienen en centros de detención para su posterior –e hipotética– deportación, como documentó la revista Proceso esta semana. Además, San Ysidro es el cruce fronterizo por el que son deportados la mayoría de los mexicanos que intentan cruzar a Estados Unidos. Según los datos del Instituto Nacional de Migración (INM), entre enero y agosto de 2016 fueron deportados 22 mil 888 mexicanos por ese lugar.

Comentarios