Encuestas vaticinan elección cerrada entre Clinton y Trump

lunes, 31 de octubre de 2016
WASHINGTON (apro).- A una semana de los comicios presidenciales del martes 8 de noviembre, la candidata demócrata Hillary Rodham Clinton mantiene una ligera ventaja sobre su contrincante republicano, Donald Trump, en medio de una nueva investigación federal que el FBI promete culminar a la brevedad posible. Luego de que el Buró Federal de Investigaciones (FBI, por sus siglas en inglés) diera a conocer que abrió una nueva investigación sobre unos 650 mil correos electrónicos, que podrían contener información clasificada, y haber sido enviados o recibidos desde un servidor privado de la candidata demócrata cuando era secretaria de Estado, las encuestas vaticinan un cierre electoral bastante cerrado. Este lunes 31 la cadena de televisión CNN reveló que de acuerdo con su “encuesta de encuestas” sobre la tendencia electoral a nivel nacional, cerca de 47% de los votantes estadunidenses respalda a Clinton, frente a 42% que apoya a Trump. El sondeo de CNN indica que a nivel estatal y respecto de la definición del voto del Colegio Electoral, compuesto por 538 sufragios repartidos entre los 50 estados del país, la candidata presidencial demócrata tendría asegurados en estos momentos 272 votos, mientras que Trump cosecharía 179. Para ganar la presidencia de Estados Unidos se requieren 270 de los 538 votos del Colegio Electoral. Otra encuesta, la del periódico Washington Post y la cadena de televisión ABC registró una tendencia electoral a nivel nacional de 46% para la candidata presidencial demócrata, y de 45% para el abanderado republicano. Los sondeos de estos tres medios de comunicación se llevaron a cabo después del viernes pasado, cuando el director del FBI, James Comey, anunciara --por medio de una carta dirigida al Congreso federal-- que se estaba investigando nuevamente el asunto de los correos electrónicos del servidor privado de Clinton. La reciente pesquisa no es una acusación criminal contra la candidata presidencial demócrata, pues en realidad el FBI investiga a Anthony Weiner, excongresista federal demócrata por el estado de Nueva York, quien es señalado de haber estado intercambiando correos electrónicos de contenido sexual con una menor de edad. Weiner es esposo de Huma Abedin, una de las más cercanas asesoras de Clinton desde su época en el Departamento de Estado. El FBI obtuvo autorización de una Corte Federal para incautar los 650 mil correos electrónicos de Weiner para determinar si en estos intercambios cibernéticos puede haber información gubernamental de carácter clasificado, tomando en cuenta que Abedin pudo haber enviado correos electrónicos a Clinton o la inversa, los que también pudiesen haber sido revisados por el excongresista, quien podría ser acusado de perversión de menores. Un julio de este año el FBI, que había realizado una investigación sobre miles de correos electrónicos recibidos y enviados del servidor privado de Clinton cuando fungió como secretaria de Estado, determinó que la ahora candidata presidencial no cometió ningún ilícito y que los intercambios cibernéticos sometidos a revisión no contenían información clasificada que pusiera en riesgo la seguridad nacional de Estados Unidos. Trump reiteró este lunes durante actos de campaña en el estado de Michigan que el nuevo escándalo evidencia los “actos criminales” cometidos por su contrincante presidencial. El candidato republicano en sus acusaciones no explica que el caso tiene que ver con una investigación criminal contra Weiner y no contra Clinton. La encuesta rápida llevada a cabo por The Washington Post y la cadena de televisión ABC encontró que 6 de cada 10 votantes estadunidenses asegura que la nueva investigación del FBI no afectará su decisión a la hora de sufragar el martes 8 de noviembre. Frente a esto, 3 de cada 10 electores anotó que el nuevo escándalo les provoca más desprecio por Clinton. Otra encuesta sobre la tendencia de los votantes a nivel nacional, realizada por la cadena de televisión NBC, la Universidad Marista y el diario Wall Street Journal, también marcó una ligera ventaja a favor de la candidata demócrata. Este último sondeo indica que a nivel nacional Clinton tiene 46% de apoyo de los electores, y Trump el 41%. A nivel estatal, y tomando el pulso en los llamados estados clave para definir las elecciones del martes 8 de noviembre, la encuesta de los dos medios de comunicación y la Universidad Marista señala que, en Florida, Clinton tiene 45% de respaldo de los electores y Trump, 44%. El FBI anunció este lunes que ya comenzó a revisar los 650 mil correos incautados a Weiner, pero aclaró que podría no terminar la investigación antes del martes 8 de noviembre. A la luz del nuevo escándalo, Clinton exigió al FBI que haga públicos todos los correos confiscados al esposo de su asesora para que se aclare que ella no ha cometido ningún crimen. En el Congreso federal los líderes demócratas acusan a Comey de haber violado las leyes al dar a conocer una información a sólo unos días de la elección presidencial. Los demócratas consideran que el director del FBI, afiliado al Partido Republicano, con este caso busca manipular la decisión que tomarán los votantes estadunidenses el martes 8 de noviembre. Especialistas en materia judicial sostienen que Comey no violó ninguna ley al informar al Congreso federal de la nueva investigación. En un artículo de opinión publicado este lunes en la página editorial de Washington Post, Eric Holder, el exprocurador de Justicia bajo la presidencia de Barack Obama, sostiene que Comey acabó con la tradición del FBI y de otras agencias federales de no hacer comentarios ni dar a conocer información cuando se está llevando a cabo una pesquisa, y menos en época electoral. Josh Earnest, vocero del presidente Obama, declaró este lunes durante su rueda de prensa cotidiana que “la Casa Blanca se mantendrá escrupulosamente al margen para evitar, incluso, la apariencia de interferencia política, de emitir juicios o decisiones con carácter de investigación” sobre el nuevo caso abierto por el FBI de los 650 mil correos electrónicos decomisados a Weiner.

Comentarios