Mariano Rajoy jura como presidente del gobierno de España

lunes, 31 de octubre de 2016
MADRID (apro).— Mariano Rajoy juró este lunes ante el rey Felipe VI su cargo de presidente del Gobierno en el Palacio de la Zarzuela, terminando con el bloqueo político que vivió el país. La jura la hizo ante los ejemplares de la Constitución, la Biblia y un crucifijo, retomando la vieja costumbre española. La organización Europa Laica difundió la noticia en si sitio web laicismo.org, en la que señala que la jura se hizo ante un crucifijo, un ejemplar facsímil de la Constitución editado por las Cortes Generales en 1980, abierto por el Título IV, del Gobierno y la Administración, así como una Biblia editada en Valencia en 1791, propiedad de Carlos IV, abierta por el capítulo XXX del Libro de los Números, dedicado al voto y al juramento. La Casa Real cambió el protocolo en julio de 2014 retirando la exigencia de que la jura de altos cargos del gobierno debía hacerse ante la Biblia y el crucifijo bajo el argumento que el cambio era para cumplir con la libertad religiosa que decreta la constitución. Sin embargo, esa posibilidad está a criterio del que promete el cargo en Zarzuela. El nuevo presidente anunció el sábado pasado, tras la votación que le permitirá estar al frente del Ejecutivo una legislatura más, que el jueves dará a conocer su nuevo gabinete. Los poderes con la derecha La noche previa a esta jura, el exsecretario general del PSOE, Pedro Sánchez criticó con dureza a los poderes empresariales y mediáticos que presionaron para que en España siguiera gobernando el PP. El exdirigente socialista acusó directamente al diario El País, al expresidente de Telefónica, César Alierta y los poder financieros, a los que no quiso identificar. Fue en el programa Salvados, de Jordi Évole, uno de los más seguidos en la franja nocturna de los domingos, en el que Sánchez les acusó de trabajar para evitar un gobierno progresista del PSOE con Podemos. “Ha habido determinados medios de comunicación que me han dicho que si hubiera entendimiento con Podemos ellos lo criticarían. El País ha sido uno de ellos. Una de las explicaciones por las que la línea editorial haya sido tan abusiva e, incluso, insultante en lo personal ha sido porque pudiera haber un entendimiento entre las dos izquierdas”, dijo. Y acusó directamente de reunirse “con los responsables de El País y me dijeron o Rajoy o la línea editorial de El País no iba a ayudar para que hubiera un gobierno progresista liderado por el Partido Socialista”. También se refirió al muy influyente expresidente de Telefónica. “César Alierta y otras personas han trabajado porque hubiera un gobierno conservador en este país”. Otro que fue objeto de sus críticas fue el expresidente Felipe González, de quien dijo: “no nos reconocemos en él como militantes”, en alusión al actual, pero sí en el Felipe González de 1982. “Felipe en mis zapatos hace 30 años también se hubiera mantenido en el ‘no es no’ a Rajoy”, dijo.

Comentarios