Trump usó métodos indebidos para no pagar mdd en impuestos: New York Times

lunes, 31 de octubre de 2016
WASHINGTON (apro).- En la década de los noventa del siglo pasado, el ahora candidato presidencial por el Partido Republicano, Donald Trump, utilizó métodos indebidos para evadir el pago de impuestos por varios cientos de millones de dólares de sus ingresos, reveló este lunes el diario New York Times. “Nuevos documentos obtenidos demuestran que a principios de los noventa –del siglo pasado--, mientras luchaba para librarse de la ruina financiera, Trump evitó reportar cientos de millones de dólares de sus ingresos sujetos a pagos de impuestos, utilizando un método fiscal legalmente indebido, del cual hasta sus mismos abogados le aconsejaron que el Sistema Tributario de Estados Unidos (IRS, por sus siglas en inglés) podría declararlo como impropio si le realizaran una auditoría”, indicó el rotativo en una nota que colocó este lunes por la noche en su página de Internet. La revelación que hace este influyente diario estadunidense surge unos días después de que el director del FBI, James Comey, informara al Congreso federal que la dependencia a su cargo realiza una nueva investigación sobre unos 650 mil correos electrónicos que pudieron haber ingresado y/o salido de un servidor de Internet personal de la candidata presidencial demócrata, Hillary Rodham Clinton. La nueva investigación se concentra en Anthony Weiner, excongresista demócrata por Nueva York, y esposo de Huma Abedin, asesora muy cercana de Hillary, para determinar cargos criminales en su contra por presuntamente enviar correos electrónicos con contenido sexual a una menor de edad. El New York Times enfatizó que Trump ha presumido abiertamente que por años no pagó un solo centavo en impuestos, debido a que el sistema de recaudación fiscal es “imperfecto” y lo permite así a los multimillonarios. Durante el tercer y último debate presidencial del miércoles 19, Trump se mofó incluso de esto al responsabilizar a su contrincante por no arreglar las “imperfecciones” del IRS cuando ella fue senadora federal por estado de Nueva York (2001-2009). “Gracias a estas maniobras (indebidas), que después fueron declaradas como ilegales por el Congreso federal (en 2003), Trump potencialmente se libró de pagar decenas de millones de dólares en impuestos”, subraya el artículo del NYT. El diario estadunidense anota que es “imposible determinar” la cantidad de millones de dólares que no pagó en impuestos Trump, ya que el candidato presidencial republicano se ha negado a publicar sus declaraciones tributarias, como lo han hecho por cuatro décadas los candidatos a la presidencia, tanto del partido del multimillonario magnate de la industria de la construcción, como los del Partido Demócrata. Expertos en asuntos tributarios que contrató el New York Times para examinar la nueva información obtenida sobre los asuntos fiscales de Trump, le explicaron al rotativo que el candidato republicano llegó hasta el límite de lo permitido por la ley para incumplir con sus responsabilidades fiscales. Los documentos obtenidos por el diario podrían incluso a ayudar a explicar por qué Trump perdió en 1995 una fortuna de unos 916 millones de dólares. Esta pérdida multimillonaria le sirvió a Trump para evadir bajo la ley o las “imperfecciones del IRS”, el cumplir con el pago de sus responsabilidades en impuestos. La pérdida de casi mil millones de dólares de Trump en 1995 fue el chivo expiatorio legal del candidato presidencial para no pagar unos 50 millones de dólares anuales en impuestos, por un periodo de por lo menos 18 años, según el New York Times. La pérdida de cientos de millones de dólares en los negocios de Trump, que ahora revela el diario más importante de Nueva York, se derivó de sus malas inversiones en casinos. “No está claro si el IRS alguna vez advirtió a Trump sobre el uso de métodos indebidos para anular el pago tributario por sus ingresos”, enfatizó el NYT. Respecto de la investigación del FBI sobre los correos electrónicos, ésta busca determinar si en esos 650 mil intercambios de información cibernética, en caso de que hayan pasado por el servidor personal de Clinton cuando era secretaria de Estado, se pudo haber filtrado información de seguridad nacional altamente confidencial, a la que hubiese tenido acceso Weiner o Abedine. El FBI no acusa de nada a la candidata demócrata. En julio pasado, el mismo FBI que había revisado decenas de miles de correos electrónicos personales de Clinton, en otra pesquisa relacionada con el caso de Bengasi, Libia, determinó que la ahora candidata presidencial no cometió algún ilícito. Desde el viernes pasado cuando Comey dio a conocer la realización de la nueva investigación, Trump acusó a Clinton de ser una corrupta y de haber incurrido en varios delitos que la descalifican para aspirar a la presidencia que se disputará en las elecciones del próximo martes 8 de noviembre.