Matthew deja seis muertos en Haití y República Dominicana

martes, 4 de octubre de 2016
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Al menos seis personas fallecieron en Haití y República Dominicana tras el paso del huracán Matthew por el archipiélago de las Antillas. En la localidad haitiana de Bariadel, un hombre murió cuando su casa fue destruida por las fuertes lluvias y vientos provocados por el fenómeno meteorológico. La noche del domingo 2, un pescador perdió la vida en St Jean Du Sude, en el departamento Sur de Haití, y otra persona desapareció en Aquin, en la región sur. En Pestel, Dame Marie y Les Anglais, en el sur de Haití, la región más afectada por Matthew, más de 200 casas resultaron destruidas por el huracán, informaron organismos de emergencia. En República Dominicana, tres menores y un adulto murieron en la capital por derrumbes provocados por las intensas lluvias, que provocaron el desplazamiento de 18 mil 545 personas en todo el país, de acuerdo con el Centro de Operaciones de Emergencias (COE). Según un despacho informativo de la agencia EFE, un reporte del organismo indicó que un niño de cinco años falleció al deslizarse una pared de su casa del sector La Puya, en Santo Domingo, y que lo mismo ocurrió con un hombre de 55 años en el sector Manoguayabo, también en la capital. Dos niñas de siete y ocho años de edad murieron al quedar atrapadas entre los escombros, cuando un deslizamiento de tierra en El Túnel del sector Capotillo, en el Distrito Nacional, centro de la capital, provocó el colapso de su vivienda. En rueda de prensa, el director del COE, general Juan Manuel Méndez, quien llamó a los residentes en zonas vulnerables a acatar “el carácter obligatorio de las evacuaciones para evitar tragedias”, dijo que las lluvias han afectado 202 viviendas y han destruido dos, mientras que 31 localidades están incomunicadas. Explicó que 17 mil 751 personas se han desplazado a casas de familiares o amigos y que 794 se encuentran en refugios oficiales. Matthew, el quinto huracán de la actual temporada ciclónica en el Atlántico, avanza hacia el norte con una velocidad de traslación de nueve millas por hora (15 kilómetros).