Organizan colecta en EU para pedir recuento de votos en tres estados clave

jueves, 24 de noviembre de 2016
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Jill Stein, quien fue candidata del Green Party (Partido Verde) para las elecciones presidenciales de 2016 en Estados Unidos, lanzó una colecta de fondos para pedir un recuento de votos en tres estados clave donde Donald Trump superó a Hillary Clinton por una diferencia mínima. Stein abrió un sitio de colecta, para reunir los 2 millones de dólares, que asegura son necesarios para revisar los resultados de Michigan, Pensilvania y Wisconsin, según información del diario británico The Guardian. Trump ganó con una diferencia estrecha en Pensilvania y Wisconsin y se perfila como ganador en Michigan, donde el vencedor no ha sido declarado oficialmente. El sitio de la recaudación de fondos asegura que en caso de no reunir el financiamiento necesario para cubrir el recuento de votos ni siquiera en uno de estos tres estados, el dinero se destinará a “promover una reforma electoral sistemática”. La excandidata asegura que actúa debido a “evidencia irresistible de anomalías en la votación” y que el análisis de datos habría indicado “discrepancias significativas en los totales de votos”. La iniciativa de Stein llega en medio de llamados para auditar los resultados de la elección por académicos y activistas, a quienes les preocupa que hackers extranjeros hayan podido afectar los totales. En Wisconsin, la controversia se centra en aparentes victorias desproporcionadas para Trump en condados donde se utilizó el voto electrónico, comparados con aquellos que usaron boletas de papel. Esto luego de que durante la etapa de campañas, la Dirección de Inteligencia Nacional y el Departamento de Seguridad Nacional informaran que algunos estados habían sufrido ciberataques en sus sistemas electorales, provenientes de un servidor ruso. Las autoridades también expresaron que no podían comprobar si había una relación entre estos ataques de hackers y el gobierno ruso. Una coalición independiente de académicos y activistas ya está preparando un reporte para detallar estas preocupaciones y planean entregarlo a los líderes de los Comités en el Congreso, así como a las autoridades federales. A su vez, otro grupo de académicos escribió una carta abierta al Congreso para pedir una investigación sobre las posibles interferencias rusas en el proceso electoral, aunque aseguraron que su objetivo no es cuestionar el resultado de la elección.