Obama no enviará delegación oficial a los funerales de Fidel Castro

martes, 29 de noviembre de 2016
WASHINGTON (apro).- El presidente Barack Obama no enviará una delegación oficial a los funerales del expresidente cubano Fidel Castro, anunció este martes la Casa Blanca. “No se enviará a una delegación presidencial”, declaró Josh Earnest, portavoz del mandatario estadunidense, e indicó que Ben Rhodes, subjefe del Consejo Nacional de Seguridad, será quien asista a las exequias del exlíder revolucionario. “Estados Unidos estará representado por Rhodes, pero no es una delegación presidencial ni oficial”, subrayó Earnest, e insistió que esa representación no es lo mismo que una delegación oficial designada especialmente por el presidente para el evento, en este caso unos funerales de Estado. En la ceremonia fúnebre en La Habana, el también asesor presidencial de Asuntos Estratégicos y Comunicación estará acompañado por el embajador Jeffrey DeLaurentis, encargado de negocios en la embajada de Estados Unidos en Cuba. El portavoz de la Casa Blanca precisó que la presencia de Rhodes en La Habana no es necesariamente por los funerales. El subjefe del Consejo Nacional de Seguridad Nacional, dijo, ya tenía calendarizado el viaje a la isla antes de que falleciera Fidel Castro, el pasado fin de semana. “Desde hace dos años Rhodes estuvo encargado de las negociaciones para restablecer las relaciones diplomáticas con Cuba, luego de que el presidente Obama anunciara el arranque de ese proceso”, enfatizó Earnest. La Casa Blanca agregó que en el gobierno estadunidense persisten preocupaciones por el tema de las limitaciones que hay en Cuba para la libertad de expresión y la ausencia de garantías para la protección de los derechos humanos de la población en la isla. El hecho de que no asista a los funerales de Castro una delegación oficial de Estados Unidos “es un reconocimiento de que con Cuba persisten desacuerdos sobre algunos aspectos de la vida cotidiana del pueblo cubano… El gobierno no le da la protección adecuada a los derechos humanos”, concluyó Earnest.