Emilio Saracho Rodríguez, nuevo presidente del Banco Popular en España

jueves, 1 de diciembre de 2016
MADRID (apro).- El consejo de administración del Banco Popular nombró como presidente a Emilio Saracho Rodríguez de Torres –hasta ahora vicepresidente mundial de JP Morgan– en sustitución de Ángel Ron, su presidente desde 2004, tras el derrumbe de hasta 70% del valor bursátil que vive la entidad financiera. Esta decisión representa un triunfo del inversionista mexicano Antonio del Valle (cuya familia en México es propietaria de la química Mexichem), con 4.25% de capital de dicho banco, quien consiguió los apoyos suficientes de accionistas para provocar el relevo. Entre estos apoyos está el núcleo duro vinculado al Opus Dei y que históricamente tuvo el control de la dirigencia del banco. Esa prelatura religiosa es accionista del banco por medio de la Fundación IEISA y la Universidad de Navarra, así como varias familias vinculadas directamente al Opus Dei, como los Valls Taberner (Lluís fue presidente del banco 32 años), los Revoredo (accionistas de Prosegur, presente en México), Martínez Igartúa, Domecq, Sendagorta (Grupo Sener, también presente en México), Figuero y Martínez-Echeverría (El Corte Inglés). Este grupo de accionistas forma la Unión Europea de Inversionistas (UEI), que a su vez es parte de la Sindicatura (con 9.87% del banco), que apoyó la iniciativa de Del Valle, al igual que el fondo buitre BlacRock (4.43%), Credit Mutuel (4.06%) y Allianz (3.49%). La entidad bancaria anunció ayer a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) de la reunión extraordinaria para tratar el proceso de sucesión del presidente. El órgano de gobierno inició la reunión esta mañana con “la propuesta unánime de la Comisión de Nombramientos, Gobierno y Responsabilidad Corporativa” de designar a Saracho Rodríguez de Torres como consejero y presidente del consejo de administración Saracho es actual vicepresidente mundial de JPMorgan. Los últimos 20 años desarrolló su carrera en Londres y está vinculado a la banca de inversión. También desarrolló puestos de responsabilidad en Santander y Goldman Sachs. Del Valle es miembro de una familia asturiana avecindada en México, donde nació en 1938. Sin embargo, en España se tuvo noticia de él cuando en diciembre de 2013 alcanzó un acuerdo con Banco Popular, por el que invertía 450 millones de euros en el banco, y a cambio el Popular tomaba el 25% de la entidad mexicana BX+, por valor de 100 millones de euros. Así, el grupo que encabezaba este inversionista se posicionaba con el 6% del capital. Considerado el sexto hombre más rico de México, Del Valle posee Mexichem, con la que incursionó al campo de la petroquímica y logró importantes acuerdos con Petróleos Mexicanos (Pemex). En 2013 consiguió quizá el más importante, que fue el arrendamiento de la mitad del Complejo Petroquímico de Pajaritos, la más rentable de Pemex. La planta Clorados III, de la empresa Petroquímica Mexicana de Vinilo (PMV, de Mexichem), fue “desincorporada” el 30 de julio de 2013, días antes de que el presidente Enrique Peña Nieto anunciara su iniciativa de reforma energética para abrir Pemex a la inversión privada, publicó la periodista de Proceso Rosalía Vergara, el 26 de abril pasado. Pero en abril de este año la planta sufrió una explosión, que provocó la muerte de 32 trabajadores y más de 160 lesionados. Días después del accidente, la empresa se declaró bajo “condición de fuerza mayor”, una figura legal que la libera de “demandas contractuales, debido a eventos que no se pueden prever o evitar; eso quiere decir que si otras compañías resultan dañadas por este hecho, no pueden demandar a Mexichem”.

Comentarios