Putin apoya a Trump en su plan de normalizar relación Rusia-EU

martes, 13 de diciembre de 2016
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- El presidente ruso Vladimir Putin apoyó las intenciones del virtual presidente electo estadunidense Donald Trump, para mejorar las relaciones entre Rusia y Estados Unidos. “Es bien sabido que el presidente electo de Estados Unidos públicamente ha llamado a la normalización de las relaciones”, agregó. “No podemos sino apoyarlo”, dijo el mandatario ruso a la televisión japonesa en vísperas de su visita a Japón. Putin afirmó que entiende que la mejora de las relaciones no será un trabajo fácil, considerando el nivel de degradación a que esos vínculos han llegado. “Pero estamos listos para hacer nuestra parte”, acotó. De acuerdo con información de Notimex, el presidente ruso expresó disposición para una reunión con Trump en cualquier momento, aunque aclaró que se debe ser paciente y esperar a que concluya el complicado proceso de nombramientos en la entrante administración estadunidense. El presidente ruso habló a la televisión japonesa antes de que Trump diera a conocer el nombramiento de su secretario de Estado, en medio de la polémica por la presunta injerencia electoral de Rusia y sus fricciones con China. El presidente del gigante petrolero Exxon Mobil, Rex Tillerson, será quien dirija la diplomacia estadunidense, pero han arreciado los cuestionamientos por su cercanía con Putin. Pidió a los reporteros japoneses que lo entrevistaron que preguntaran a su primer ministro Shinzo Abe sobre las impresiones que le dejó Trump, con quien se entrevistó el mes pasado. “Yo solo he hablado por teléfono con él”, especificó Putin. “Si Rusia y Estados Unidos hubieran sumado esfuerzos hace tiempo, hubiéramos podido evitar muchos de los problemas que el mundo enfrenta ahora”, dijo el mandatario ruso. Añadió que los problemas no serían tan agudos, con numerosos atentados y víctimas, ni hubiéramos tenido un problema urgente de refugiados. Cuestionó la idea del actual presidente estadunidense Barack Obama sobre el “excepcionalismo” de Estados Unidos. “Sin duda, el país y la gente de Estados Unidos son muy grandes, nadie lo duda, pero hablar de excepcionalismo es demasiado y eso ha creado problemas en las relaciones y no solo con Rusia”, indicó.